SociedadLey para personas trans | Reasignación sexual

ASSE y Hospital Británico son el primer eslabón de tratamiento de personas trans en Uruguay

Hay una ley integral del año 2018. Pero aun no se estableció la forma de financiamiento. Por eso muchas mutualistas se niegan a abordar el tema

En octubre de 2018 , la ley integral trans (Nº 19.684) determinó el derecho de "atención integral" de la salud que comprende prestaciones "incluidos los tratamientos médico quirúrgicos" con la hormonización.

En ASSE las personas trans pueden acceder a tratamientos y cirugías sin costo. En el Hospital Saint Bois hay un equipo especializado cuya cabeza visible es el médico Daniel Márquez, que cuenta con especialistas en ginecología, urología, pediatría, cirugía plástica y endocrinología, entre otras disciplinas.

Además, formó un equipo en Paysandú, que es referencia en la zona norte del país.

En las mutualistas las cosas son distintas. Esgrimen que no hay reglamentación y no reciben dinero para tratar a estas personas.

Fuentes del sector salud revelaron al semanario Búsqueda que hay mutualistas que se negaron a dar tratamiento por falta de mecanismos de financiamiento.

En algunos casos se hacen tratamientos en forma de copago.

En el sector premium, en el Hospital Británico, ya se operó un varón trans. Primero recibió un tratamiento con hormonas, luego de hizo una masectomía para quitarle las mamas. Todo fue financiado por el seguro de salud.

También en el Británico hay otra persona que ya ha recibido hormonización, y está a la espera de la cirugía.

Los tratamientos son liderados por Teresita Sábat, coordinadora de la clínica de Adolescentes, quien se especializó en el tratamiento de personas trans en Buenos Aires.

El informe de Búsqueda señala que no solo preocupa el financiamiento derivado de la ley, sino también la creación de equipos adecuados para acompañar al paciente en el proceso de reasignación sexual.

Fuentes del Ministerio de Salud Pública admiten que el proceso está incompleto y que el tema está sobre la mesa de la Junta Nacional de la Salud (Junasa). Actualmente se encuentran en la convocatoria de delegados de las instituciones. Aunque no hay plazos establecidos, el financiamiento es uno de los asuntos de la agenda.

El Dr, Márquez observó que ASSE en un extremo del sistema de salud y el Hospital Británico en el otro extremo ofrecen atención a personas trans con abordajes e instrumentos. Sin embargo, en el medio hay un gran vacío que dejó planteado la ley de 2018.

La preocupación en la comunidad médica queda patente en la asistencia de eventos relaciones. En la IX Semana del Hospital Británico la sala principal de conferencias estuvo llena como nunca porque el tema era el tratamiento de personas trans. Allí habló la argentina Fabriana Reino.

EN 2019, el Sindicato Médico abrió un curso para médicos sobre el abordaje a personas trans y convocó a 230 profesionales. Por lo general en los cursos se inscriben no más de 40.

El método que usa el Saint Bois es el mismo que se aplica en España, Argentina, Brasil y Chile, señala Márquez, que ha sido consultado muchas veces como consultor internacional.

Uno de los grandes desafíos de estos equipos es el seguimiento de los adolescentes en un momento clave, cuando se encuentran en plena fase exploratoria.

Sábat explicó que con un tratamiento específico se puede demorar la pubertad y ganar tiempo "para ir viendo si es lo que realmente quiere".

Otra cosa es la hormonización. Es una mujer comienzan a aparecer pelos, el cambio de voz, se atrofian las mamas, por ejemplo. Al cabo de un tiempo, se vuelven irreversibles

También es irreversible la cirugía. Por eso se practica en mayores de 18 tras un exhaustivo acompañamiento.

Márquez quiere demistificar algunos aspectos: "hay que acompañar a los adolescentes y quitarles el peso que la sociedad les pone en que no se puede dar marcha atrás, Nosotros no estamos frenando la pubertad de manera definitiva y nunca en Uruguay se hizo hormonización en menores de 16 años".

Solo hubo un caso hace dos años en que se frenó la pubertad. Ocurrió en el Pereira Rossell e incluyó un trabajo muy intenso con el paciente, la familia y el equipo de salud, dijo Márquez. "Fue algo excepcional".

Dejá tu comentario