Policiales delincuente | Violencia | DELITOS

Asaltante de la joyería tiene 3 antecedentes y 10 indagatorias por diversos delitos

El primer antecedente fue de marzo de 2007 por receptación; el último, el 15 de octubre por violencia privada, pero sin prisión.

Kevork Nicolás Demirdjian Silva, fue el delincuente que mantuvo como rehén por más de 7 horas a la dueña de la joyería de Colonia y Vázquez.

El hombre tiene 42 años y tres antecedentes penales, dos por receptación y uno por violencia privada.

El Juzgado Penal de 2º turno lo procesó con prisión, por primera vez, el 14 de marzo de 2007 por receptación; delito que repitió el 20 de agosto de 2013, según el fallo del Juzgado Penal de 8º turno.

Su último antecedente penal data del mes pasado, cuando el 15 de octubre fue imputado por el Juzgado Penal de 34º turno por un delito de violencia privada, pero no fue a prisión.

Según su historial, Demirdjian Silva cuenta con otras 10 indagatorias por diversos delitos. En agosto de 2005, diciembre de 2007, y en junio y agosto de 2009 fue indagado por hurto. Además, en noviembre de 2017 y setiembre de 2018 fue indagado por violencia doméstica.

En junio de 2019 fue indagado por difamación, y su última indagatoria fue del 16 de setiembre por contrabando, según la información a la que pudo acceder Subrayado.

Demirdjian vive en el barrio Reducto. Vive con tres hijos que tuvo con una pareja anterior -entre ellos un niño discapacitado de cuatro años, dos adolescentes hijas de su pareja y un bebé de nueve meses, producto de la relación actual.

Trabajaba en reparación de celulares y la pandemia había reducido al mínimo la oferta. Últimamente los ingresos familiares eran por trabajos de limpieza que realiza la pareja.

La situación es desesperante, dijo la pareja. Deben cuatro meses de alquiler.

Según informa El Observador, el día del copamiento salió temprano a buscar comida para el hijo menor y no volvió.

La mujer -de origen caribeño- no supo nada de Demirdjian hasta que el violento episodio en la joyería había sido consumado. Ella no mira televisión. Una de sus hermanas la llamó para contarle.

Tampoco sabía que él había sido formalizado en octubre por un delito de violencia privada. Conocía los anteriores delitos, pero de ese episodio no tenía noticias.

Dijo que Demirdjian es una persona discreta, que no muestra sus estados de ánimo. Sobre el secuestro y la rapiña, dijo a El País: "él no tiene carácter para hacer algo así. Es una persona tranquila".

“Fue muy doloroso lo que viví esta madrugada pasada. Fue un infierno. Y ahora no sé qué voy a hacer”, contó.

Demirdjian había cobrado notoriedad por su protesta para obtener la tenencia de los hijos que tenía con su anterior pareja. Se encadenó varias veces frente a juzgados en reclamo de sus derechos como padre.

Entonces era activista de "Familias Unidas Por Nuestros Niños".

Precisamente esa tenencia ganada recientemente fue decisiva para que depusiera su actitud. El abogado de la institución fue uno de las personas que habló con el secuestrador por teléfono y lo hizo ver las consecuencias del violento episodio que estaba protagonizando.

Dejá tu comentario