Deportes Mundial 2014

Argentina y Holanda van por la gran final del domingo en Maracaná

Impactados por la goleada de Alemania a Brasil, ambas potencias se enfrentan a las 17 horas en San Pablo. Se espera en cancha a dos equipos conservadores.

Argentina y Holanda, dos potencias del fútbol, disputan este miércoles en Sao Paulo el segundo boleto para la gran final del Mundial-2014, donde espera Alemania, que le dio un golpe histórico al anfitrión Brasil y sumió al país del fútbol en un profundo dolor.

El partido en el Arena Corinthians se jugará en medio del profundo impacto que causó en Brasil el duro cachetazo asestado por Alemania con su humillante goleada por 7-1.

La albiceleste tiene que sortear el duro escollo holandés en el estadio Arena Corinthians de Sao Paulo, en un duelo de fuerzas sumamente equilibradas y con dos jugadores de excepción como Lionel Messi (Barcelona) y Arjen Robben (Bayern Munich) que han alcanzado los máximos logros con sus clubes pero están en deuda con sus selecciones.

El holandés fue vicecampeón en Sudáfrica-2010, en la tercera final perdida por la Oranje por otras tantas jugadas, mientras que Messi ha cosechado poco con la albiceleste absoluta y tiene la obsesión de levantar la copa el 13 de julio en el legendario Maracaná, en el corazón del 'territorio enemigo'.

Sin embargo, los entrenadores tienen planes diferentes para intentar neutralizar a las máximas figuras rivales.

El argentino Alejandro Sabella prevé darle atención personalizada a Robben señalando que con el veloz delantero hay que "tener un cuidado especial", mientras que el holandés Louis Van Gaal sostiene que Argentina no es solo Messi.

"Estamos jugando contra Argentina. Yo cuando preparo a mis jugadores, hablo de equipos y no de invidualidades. Tenemos un plan contra Argentina", señaló el seleccionador holandés.

En cambio, 'Pachorra' Sabella, que ha optado en cuartos de final por un esquema más cauteloso ante Bélgica (1-0), sostiene que el atacante naranja "es un jugador bastante desequilibrante en el uno contra uno así que hay que tener un cuidado especial".

Van Gaal asegura que el favoritismo se lo reparten ambos seleccionados mitad por mitad.

La paridad de fuerzas es tal en los papeles que mientras Argentina pierde por lesión a Angel Di María, tal vez su segunda figura, su contraparte, el delantero Robin van Persie, la otra figura holandesa, puede ser baja por problemas intestinales.

Argentina-Holanda, uno de los clásicos de los mundiales, se vieron las caras cuatro veces desde Alemania-74, incluyendo la final de Argentina-78 ganada por el local (3-1) y los cuartos de final de Francia-98 donde se impusieron los naranjas.

La albiceleste es ahora la única selección en liza para defender el invicto latinoamericano en seis mundiales disputados en la región.

Pero a Brasil, ya humillado por la goleada alemana, eso ahora le importa muy poco. Jugará, según la prensa especializada, el “partido que nadie quiere jugar” por el tercer y cuarto puesto. Lo hará con el perdedor del partido de hoy.

Probables alineaciones:

Holanda: Cillessen, Kuyt, De Vrij, Vlaar, Martins Indi, Daley Blind, Wijnaldum, Sneijder, Robben, Van Persie o Huntelaar y Depay.

Argentina: Romero, Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo, Biglia, Mascherano, Enzo Pérez o Maxi Rodríguez, Lavezzi o Basanta, Messi e Higuaín.

Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía).

Temas

Dejá tu comentario