Sociedad multas | Intendencia de Montevideo | emergencia sanitaria

Aprueban multas de hasta 452.000 pesos por incumplimientos de las medidas sanitarias

La Junta aprobó la readecuación de los valores de las sanciones dispuesto por la Intendencia de Montevideo para frenar

La Junta Departamental de Montevideo aprobó el decreto que aumenta los montos de las multas por la realización de espectáculos públicos, suspendidos por el incremento de los casos de coronavirus, y por incumplimiento de los protocolos sanitarios para evitar contagios.

El nuevo decreto considera “falta grave” y “objeto de clausura” el incumplimiento de las medidas y disposiciones sanitarias tendientes a coadyuvar con las autoridades nacionales a combatir las epidemias, pudiendo la multa ir desde 54 UR a 350 UR.

Por falta de habilitación de locales de espectáculos públicos, la multa pasa de 4 UR a 10 UR; mientras que, por la no obtención del permiso, la multa aumenta de 4 UR a entre 8 y 20 UR, dependiendo de si es un baile ocasional con motivo de reunión familiar (8 UR), discoteca o espectáculos en vivo (20 UR), u otras categorías (10 UR).

En caso de exceso en la capacidad locativa, se mantiene la multa de 40 UR por cada 50 personas o fracción calculada cuando exceda de las 25 personas y 1 UR por cada persona excedida cuando la fracción sea inferior a 25. De contactarse una segunda reincidencia se dispondrá la clausura por 7; una tercera será de 30 días; en la cuarta por 180 días; mientras que en una quinta, se procederá a la clausura definitiva y la revocación de las habilitaciones del local.

Por falta de higiene, mal funcionamiento de baños o acceso incómodo a los mismos, se pasa de 2 UR a 10 UR la multa.

Por falta de ventilación e higienización del local, se pasa de 4 a 10 UR; mientras que, por abandono de desperdicios, instalaciones temporales o similares, va de 4 a 20 UR.

En cuanto a incumplimiento de horarios de funcionamiento, la multa será de 20 UR en los primeros 30 minutos, incrementándose en 10 UR cada 30 minutos por encima de la primera franja, o fracción correspondiente si no se alcanza esa media hora. En caso de reincidencia, se incrementan las sanciones y se podrá aplicar la clausura del establecimiento.

Para las sanciones por incumplimiento de horarios de entarimados y disposición de mesas y sillas, se fija la multa en 20 UR y aumenta 10 UR cada vez que se superen 30 minutos una vez pasada la media hora, agregándose que ante la tercera infracción de este tipo, se determinará la revocación de la autorización para la colocación de mesas y sillas, obligando a retirar el mobiliario en un plazo de 10 días.

Por incumplimiento respecto a emisión de música en entarimados, mesas y sillas también se establece una multa de 20 UR.

En cuanto a condiciones constructivas, mantenimiento, conservación e higiene inadecuada de los locales de espectáculos públicos; falta de prevención y defensa contra el fuego, se pasa de 4 a 10 UR.

Para los espectáculos teatrales, cinematográficos, circenses y similares, la falta por fumar fuera de los sitios habilitados pasa de 1 UR a 8 UR.

Por falta de aislación adecuada de los locales bailables, la multa pasa de 4 a 20 UR.

Por falta de habilitación o requisitos indispensables para la realización de espectáculos al aire libre en balnearios y espacios públicos, la multa pasa de 2 a 20 UR.

Por infracciones a las disposiciones de higiene, en teatros y cines la multa mínima pasa de 5 a 10 UR, mientras que en locales restantes pasa de 2 a 10 UR.

El incumplimiento ante las intimaciones formuladas por el cuerpo inspectivo se multará con 20 UR, mientras que, ante casos de resistencia a la inspección, intervención, intimación o cualquier acto relacionado a eludir el cumplimiento de las mismas, se multará con 54 UR. En este caso, se incluyen los locales donde funcionen espectáculos deportivos.

De constatarse uso de armas u objetos que afecten seguridad de actores y espectadores, el monto pasa de 8 a 10 UR.

El decreto también incluye nuevas multas por casos de discriminación y publicidad sexista por parte de locales montevideanos, también a sugerencia del Servicio de Convivencia Departamental de la Intendencia de Montevideo.

Dejá tu comentario