PolicialesVilla Española

Adolescentes permanecen detenidos por el atentado a balazos contra el policía en Villa Española

Son dos adolescentes de 17 años y otros dos mayores. Uno de los menores está herido de bala.

La investigación liderada por detectives de la Zona III permitió identificar a dos adolescentes de 17 años como presuntos autores del ataque al policía de 43 años herido de bala el domingo en Villa Española cuando realizaba compras en un kiosco de Pavón y Arribeños.

Este martes por la mañana se hicieron varios allanamientos en la zona de Jardines del Hipódromo y como resultado fueron detenidos los dos menores de edad que venían siendo buscados por el atentado y dos mayores de edad, según informaron fuentes del caso a Subrayado.

Uno de los adolescentes presenta una herida de bala en una pierna, que pudo haber sido resultado del enfrentamiento con el policía, hecho por el cual se lo investiga.

El efectivo estaba uniformado cuando fue abordado por dos delincuentes armados que le dijeron “quedate quieto o te quemo”, se produjo un intercambio de disparos y el policía fue alcanzado por una bala en el rostro y otra en un brazo. Los autores no llegaron a robarle nada. Un video muestra el accionar de los delincuentes que dejaron dos cascos de moto en el lugar.

El policía herido se encuentra en CTI estable y espera para ser operado de ambas heridas debido a lesiones a nivel óseo.

Para la reconstrucción del maxilar deberá ser intervenido varias veces, según informó el director técnico del Hospital Policial.

La fiscal de adolescentes, María de los Ángeles Camiño, indagará este martes a los menores detenidos por el hecho.

Otro policía fue víctima de un intento de rapiña la pasada medianoche en los accesos a Montevideo. El efectivo regresaba a su casa de particular, lo hacía en su moto cuando a la altura de La Teja se le interpusieron en el camino tres delincuentes que comenzaron a disparar. El funcionario policial, que trabaja actualmente como chofer en el Instituto Técnico Forense, repelió la agresión y realizó al menos ocho disparos con su arma de reglamento. Se presume que nadie resultó lesionado y los atacantes huyeron corriendo.

Dejá tu comentario