Policiales Policía | adolescentes | INISA | Buceo

Adolescentes detenidos en la rambla tras un tiroteo fueron internados en centros de salud

El mayor, de 16 años, está en coma con un disparo en el cuello. También fueron internados uno de 14, otro de 15 y un niño de 11 años.

La banda de menores de edad que cayó esta semana tras una persecución y tiroteo con la Policía en la rambla del Buceo es la misma que venía siendo buscada por rapiñas en la zona del Molino de Pérez, en Malvín.

Está integrada por un niño de 11 años y tres adolescentes de 14, 15 y 16 años que permanecen hospitalizados y con custodia policial tras ser heridos en el enfrentamiento con los efectivos. El mayor está en coma inducido.

Los cuatro rapiñaban a personas que sorprendían en el interior de sus vehículos. A veces les robaban dinero y celulares y otras el propio auto o camioneta para luego prenderlo fuego.

Los integrantes de esta banda de delincuentes (o menores infractores, por su edad) son de la zona de Malvín Norte y ya habían estado internados en dependencias del Instituti Nacional de Inclusión Social Adolescente (INISA) por delitos similares.

La Policía los atrapó el jueves de madrugada en el Buceo luego de una persecución con tiroteo tras un raid delictivo que había empezado en Lagomar y que terminó en la rambla de Montevideo, atrás del Museo Oceanográfico.

En realidad son cinco, pero uno fugó y permanece prófugo luego de haber chocado una de las camionetas robadas y tras dejar otra prendida fuego en la rambla.

Los otros cuatro menores fueron heridos por la Policía durante el enfrentamiento y permanecen hospitalizados con custodia policial.

La fiscal de adolescentes María de los Ángeles Camiño espera que reciban el alta médica para iniciar la indagatoria.

El mayor, que tiene 16 años, está en grave estado, en coma inducido en el CTI del hospital Pereira Rossell. Recibió un disparo en el cuello.

Según informaron fuentes de la investigación a Subrayado, los delincuentes aprovechaban la situación de varias parejas que acuden con sus autos a mirar el paisaje para asaltarlos a mano armada. Las víctimas coinciden en la violencia extrema con la que actúa el grupo. Usan armas, golpes y los obligan a tirarse al piso y hasta a quitarse la ropa.

Dejá tu comentario