InternacionalesFrancia | chalecos amarillos

Violento 1º de mayo: "chalecos amarillos" chocan con la Policía en las calles de París

Granadas lacrimógenas fueron dispersadas para reducir a militantes anticapitalistas. Hay más de 7.000 policías controlando la situación

Las fuerzas de seguridad y los "black blocs" se enfrentaron este sábado en París hacia la 13H00 antes de que empezara oficialmente la manifetación por el 1 de mayo, constataron periodistas de la AFP.

En un ambiente tenso, los agentes recurrieron a granadas de dispersión sting y lacrimógenas contra cientos de militantes anticapitalistas "black blocs", en medio de un cortejo de "chalecos amarillos" en el sur de la capital, mientras que algunos manifestantes les respondían lanzándoles proyectiles. Al menos un manifestante resultó herido en la cabeza, constató la AFP.

ALERTA PREVIA

Las tradicionales marchas del 1 de mayo en París, habitualmente pacíficas y dedicadas a las reivindicaciones salariales, se llevan a cabo este miércoles bajo fuertes medidas de seguridad ante el riesgo de incidentes por parte de manifestantes radicales.

Más de 7.400 policías y gendarmes están desplegados en la capital francesa para las manifestaciones, donde se cree que habrá de "1.000 a 2.000 activistas radicales", según el ministro del Interior, Christophe Castaner.

Desde la madrugada, una veintena de policías comenzaron a registrar bolsos de forma aleatoria en los accesos de la estación de Saint-Lazare, en el centro de París.

El presidente Emmanuel Macron reclamó el martes que la respuesta a estos "black blocs" --militantes anticapitalistas y antifascistas vestidos de negro y con la cara cubierta-- sea "extremadamente firme" en caso de violencia, tras los llamados en las redes sociales a transformar París en la "capital de los disturbios".

El año pasado, 1.200 militantes radicales empañaron la manifestación parisina con violentos altercados: comercios vandalizados o incendiados, vehículos quemados...

"No se tiene que dramatizar, es una cuestión de vigilancia (...) Mañana (para el miércoles), hay un riesgo", señaló Castaner en una rueda de prensa.

Aunque están previstas manifestaciones en toda Francia, la atención se centra en la capital, a menudo escenario de espectaculares incidentes desde el inicio de las protestas de los "chalecos amarillos".

Este movimiento, que desde mediados de noviembre sale a la calle cada sábado para protestar contra la política social y fiscal del gobierno, también estará presente este miércoles.

A lo largo de los meses, el movimiento ha ido perdiendo fuelle al tiempo que se ha ido radicalizando, con altercados violentos al margen de las manifestaciones.

- Sindicatos en busca de visibilidad -

Atrapados entre los "blacks blocs" y los "chalecos amarillos", los sindicatos esperan recuperar visibilidad, a través de varios mítines y una gran manifestación a las 12H30 GMT, de Montparnasse a la plaza de Italia, en el sur de la capital.

"El 1 de mayo tiene que agrupar a todos los que se manifiestan desde hace meses y meses (...) para decir que se tiene que cambiar la política social", dijo Philippe Martinez, secretario general de la CGT, uno de los principales sindicatos franceses

El cortejo pasará delante del famoso restaurante de la Rotonde, un "símbolo" del poder desde que Emmanuel Macron celebró en él su paso a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales en 2017.

Sus dueños admitieron el martes estar algo nerviosos, teniendo en cuenta como terminó el célebre Fouquet's de los Campos Elíseos, saqueado y quemado, el 16 de marzo durante una manifestación de los "chalecos amarillos".

"No tenemos miedo de las cortejos sindicales sino de los 'chalecos amarillos' y los 'blacks blocs'", explicó Serge Tafanel, cuyo restaurante permanecerá cerrado por pedido de la policía, como todos los comercios situados en el recorrido de la marcha.

En total, 190 motos circularán cerca de las manifestaciones para permitir a las fuerzas de seguridad desplazarse rápidamente. También se utilizarán drones para vigilar el cortejo, precisó el ministro del Interior.

Dejá tu comentario