AFP

Victoria republicana en Virginia ofrece un "manual" para los comicios de 2022

La victoria del republicano Glenn Youngkin en la elección a la gobernación de Virginia ofrece a la derecha estadounidense una estrategia para reconquistar el Congreso en 2022, con el abordaje de temas caros para el electorado conservador y moderado, pero manteniendo al expresidente Donald Trump a raya, dijeron expertos.

La victoria del republicano Glenn Youngkin en la elección a la gobernación de Virginia ofrece a la derecha estadounidense una estrategia para reconquistar el Congreso en 2022, con el abordaje de temas caros para el electorado conservador y moderado, pero manteniendo al expresidente Donald Trump a raya, dijeron expertos.

"Glenn Youngkin escribió un manual", dijo Leonard Steinhorn, profesor de comunicación en la American University de Washington, para un "populismo familiar residencial suburbano" alejado de las inoportunas declaraciones del exmandatario republicano.

Youngkin, un empresario multimillonario de 54 años, nuevo en la política, se impuso el martes al demócrata Terry McAuliffe en Virginia, exgobernador de este estado de 8 millones de habitantes, vecino de Washington DC.

El republicano se benefició de una movilización excepcional del electorado republicano y conservó la base de Trump, quien le aseguró su apoyo desde muy temprano.

Pero se distanció lo suficiente del expresidente como para atraer a un electorado moderado, como las madres blancas de los suburbios acomodados, pese a los esfuerzos demócratas por señalar la cercanía entre ambos.

"No funcionó porque Youngkin no actuó ni habló como Trump", dijo J. Miles Coleman, del Centro de Política de la Universidad de Virginia.

Aunque mantuvo un guiño, se desmarcó de Trump, cuyo estilo descarado había alienado a muchos votantes suburbanos, particularmente a las mujeres blancas.

Youngkin ganó el respaldo de Trump al hablar de "integridad electoral", una referencia codificada a las falsas afirmaciones del magnate inmobiliario de que ganó las elecciones de 2020. Pero no mencionó al exmandatario durante la campaña electoral ni lo invitó a ninguno de sus mítines en Virginia.

- Padres inquietos -

Youngkin también atacó la "teoría crítica de la raza", que ve al racismo en Estados Unidos como un sistema perpetuado por la mayoría blanca para retener sus privilegios, no como un prejuicio individual contra las minorías.

Criticó repetidamente su enseñanza en las escuelas públicas de Virginia, un estado cuyo pasado esclavista es objeto de acalorados debates, a pesar de que los demócratas y los expertos dicen que esa teoría no forma parte del programa escolar.

Los padres preocupados, más atentos a la tarea de sus hijos debido al cierre de las escuelas por la pandemia, criticaron esas ideas "radicales".

Youngkin, él mismo padre de familia, reclamó que los padres fueran "respetados" y consultados sobre el contenido de los programas de enseñanza en la educación pública.

"Usó una forma de populismo trumpista, pero lo enmarcó de una manera muy inteligente que, creo, se convertirá en el manual republicano para las elecciones de medio mandato del próximo año", dijo Steinhorn.

También se opuso a la vacunación anticovid obligatoria y al uso obligatorio de la mascarilla en las escuelas, temas bandera de los republicanos.

- "Batallas internas" -

Youngkin se benefició asimismo de la incapacidad de Biden para lograr la aprobación de sus ambiciosos planes de inversión en el Congreso, por diferencias entre los moderados y progresistas del Partido Demócrata, algo que perjudicó claramente la campaña de McAuliffe.

"Se habla de batallas internas, desorden, disfunción", pero "los estadounidenses quieren resultados", dijo Steinhorn.

Para Coleman, la derrota demócrata en Virginia no augura nada bueno para las elecciones de medio mandato de noviembre de 2022, históricamente desfavorables para el partido gobernante, que ostenta una mayoría muy frágil en el Congreso.

Para revertir los pronósticos, Biden debe recuperar su autoridad sobre un partido fragmentado, estimó a su vez Peter Loge, especialista en medios de la Universidad George Washington.

Steinhorn dijo que las elecciones de Virginia fueron un "llamado de atención" para los demócratas y una "oportunidad" para los republicanos.

"Donald Trump no estará en la boleta electoral" de las elecciones de medio mandato, por lo que "la pregunta para los republicanos será '¿Cuán visible será Donald Trump'?", agregó.

Si el expresidente "comienza a recorrer el país con sus mítines diciendo cosas extremas e intemperantes y promoviendo teorías de la conspiración, puede ser contraproducente para el Partido Republicano".

"La mejor noticia para los demócratas es que todavía tienen un año para resetearse y cambiar la narrativa", dijo el profesor. Y "la mejor noticia para los republicanos es que encontraron el manual de Glenn Youngkin".

cl-cyj/cjc/yow/lm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario