Nacional

Vendedores sin permiso quieren seguir trabajando en Peatonal Sarandí

La intendencia quiere trasladarlos a ferias vecinales u otorgarles garantías para alquilar locales. Los trabajadores rechazan soluciones.

Los artesanos y vendedores que no tengan permiso de la Intendencia de Montevideo ya no podrán instalarse en la Peatonal Sarandí.

En Ciudad Vieja hay tres ferias que están ubicadas en Policía Vieja, Matriz y Cabildo, que tienen más de 30 años instaladas.

La intención de los vendedores informales era que la comuna los regularizara en esa zona para poder trabajar con los turistas, ya que -según afirman- es su público objetivo.

El secretario general de la intendencia, Fernando Nopitsch, dijo este lunes que se trabaja con los que no tienen permiso en alternativas para que no pierdan su fuente laboral.

La intendencia los esperó hasta el viernes pasado, día de Reyes, para que pudieran vender sus productos. A partir de entonces, les prohibió que se instalaran en la peatonal.

Como alternativa, la comuna les otorga facilidades para acceder a un puesto en cualquiera de las 174 ferias vecinales de Montevideo o una garantía para alquilar un local en el marco del programa para microemprendimientos.

Pero ninguna de las soluciones conforma a los vendedores que esta mañana, a modo de protesta, tendieron sus paños vacíos. Pese a ello, personal de inspección de la intendencia igualmente los notificó que debían abandonar ese espacio público.

Originalmente eran 70 trabajadores, pero en verano muchos se trasladan a los diferentes balnearios en busca de más movimiento.

La iniciativa se enmarca en el trabajo de la intendencia de reciclar la Ciudad Vieja, buscando ordenar y que la peatonal sea para que la gente pueda caminar cómodamente y disfrutar del espacio.

Dejá tu comentario