AFP

Van Aert se exhibe en el Ventoux, Pogacar flaquea y Urán y Carapaz se acercan al podio

El campeón de Bélgica Wout van Aert se coronó como uno de los ciclistas del momento tras imponerse este miércoles en la 11ª etapa, con una doble subida al temible Mont Ventoux, en la que el líder de la carrera, Tadej Pogacar, flaqueó, aunque conservó la túnica dorada con gran ventaja.

El campeón de Bélgica Wout van Aert se coronó como uno de los ciclistas del momento tras imponerse este miércoles en la 11ª etapa, con una doble subida al temible Mont Ventoux, en la que el líder de la carrera, Tadej Pogacar, flaqueó, aunque conservó la túnica dorada con gran ventaja.

Van Aert, que se escapó con un grupo al inicio de la etapa, fue dejando a todos sus compañeros de fuga, y en el segundo paso por el 'Gigante de Provenza' se marchó solo para lograr una gran victoria en una etapa en la que el colombiano Rigoberto Urán y el ecuatoriano Richard Carapaz dieron un gran paso para acabar en el podio de París.

Los dos ciclistas sudamericanos se quedaron en el último kilómetro del segundo ascenso al Mont Ventoux, cuando el joven danés Jonas Vingegaard llevó un ataque al que ni siquiera pudo responder Pogacar, que por primera vez demostró ser humano.

En el largo descenso hacia Malaucène, 22 km en los que varios corredores superaron los 100 km/h, Carapaz y Urán alcanzaron primero a Pogacar y después a Vingegaard, para cruzar la meta a 1:38 de Van Aert.

El campeón belga se coronó definitivamente este miércoles como una de las estrellas del pelotón y quizás el ciclista más completo del momento, capaz de subir con los escaladores, esprintar con los velocistas (el martes acabó segundo en Valence por detrás de Mark Cavendish), marcar de los mejores cronos en una contrarreloj, trabajar para su líder, ganar clásicas... además de competir en ciclocrós.

En la clasificación general y pese al mal momento vivido este miércoles, Pogacar es líder con 5:18 de ventaja sobre Urán, que asciende un puesto después de que el australiano Ben O'Connor sufriera un calvario y se dejara más de tres minutos en meta con respecto al colombiano.

Tercero ahora es otro de los grandes protagonistas del día, el danés Vingegaard, a 5:32, con un solo segundo de ventaja sobre Carapaz.

Además de O'Connor, otro de los damnificados del Ventoux fue el español Enric Mas, que también aspiraba al podio en París, pero perdió casi minuto y medio con los favoritos y es octavo en la clasificación a 7:11 del amarillo.

mcd/dr-gh

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario