Nacional

Usted, ¿qué opina de estos dos años de Mujica en la Presidencia?

Hay encuestas que marcan que Mujica tiene una aprobación cercana al 50% pero también hay quienes entienden que éste es el gobierno de la inacción. Análisis.

 

Cuando se cumplen dos años del gobierno de José Mujica, hay quienes destacan los logros de su administración, como el levantamiento del bloqueo del Puente San Martín, el diálogo con la oposición y el acuerdo por la patente única, pero también hay otros que entienden que no se aprovechó el momento de bonanza, y que temas como la seguridad y la educación viven un momento crítico.

El mismo Mujica analizará estos dos años de gobierno, hoy a las 20.00 horas, en cadena de radio y televisión. Aunque ya, en varias oportunidades, ha dejado algunas impresiones considerando que el 2012 es "un año bisagra", en el que es necesario concretar temas como "la educación" y  "la infraestructura". 

Justamente estos dos aspectos junto a "la salud" y "la seguridad" eran definidos como "los ejes centrales" de su gobierno, días antes de asumir como presidente. En ese momento dijo que el objetivo principal sería "terminar con la indigencia y reducir la pobreza a un dígito" y destacó otros aspectos centrales como llevar adelante la reforma del Estado y la descentralización.

Hoy, a dos años, el análisis político y estadístico muestra diversas visiones sobre su gestión. Usted, ¿qué diría de estos dos años de Mujica al frente de la Presidencia?

EL GOBIERNO DE LA INACCIÓN

El politólogo Juan Carlos Doyenart consideró que el balance de la gestión de Mujica "no es ni positivo ni negativo" si se consideran logros o problemas. 

"Hay que mirarlo desde la perspectiva de que han sido dos años en medio de una bonanza económica muy importante y el país no ha avanzado en ninguna de las áreas que tenía pendiente", señaló en diálogo con Subrayado.

"La mejora de las carreteras, de los ferrocarriles y los puertos, la matriz energética, la inserción internacional del país y el tema educativo son todas áreas en que se debía avanzar. Pero lo que caracterizó al gobierno es la inacción".

Para Doyenart esta administración está cometiendo "uno de los peores errores" que es "no tener agenda política ni planes". "Muchas veces los gobiernos están obligados a apagar incendios, pero cuando se tienen las condiciones económicas y políticas es no pueden permitir esos lujos".

El desafío ahora es "dar una vuelta de hoja, porque luego vendrán años muy atados a las elecciones de 2014".

"La duda que a uno le queda es si Mujica tiene el poder político para que su fuerza lo acompañe en lagunas de las ideas que ha planteado. En el acuerdo educativo, por ejemplo, no sabemos si el Frente Amplio va a agarrar". 

CASI  EL 50% APRUEBA LA GESTIÓN

El director de la consultora Equipos Mori, Ignacio Zuasnábar, comentó a Subrayado que "la opinión pública hace un balance positivo" de estos dos años de gobierno. 

Según las encuestas " casi la mitad de los uruguayos aprueba la gestión y apenas una cuarta parte la desaprueba". Cifras similares a estas son las que tenía Tabaré Vázquez a la misma altura del período de gobierno.

Por tanto, Zuasnábar comentó que "esto contrasta bastante con la opinión que algunas elites de académicos, empresarios y políticos dentro de la misma izquierda parecen tener del gobierno".

"El estilo y la personalidad del presidente están bien considerados en la opinión pública". También se le reconoce su "capacidad de articulación y negociación política" como en el hecho de integrar a la oposición en la dirección de las empresas públicas, el diálogo con Argentina y el desbloqueo de los puentes, y el acuerdo alcanzado con los intendentes en la patente única. 

"Otro de los aspectos valorados por la opinión pública es la sensibilidad del presidente por la pobreza, aunque los logros sobre este aspecto son difusos" y la gente no sabe con certeza si responden a esta administración o a la anterior.

Entre los reclamos se encuentra el tema de la seguridad, "pero más como situación que como una dimensión que le responsabilicen a Mujica. Hay una sensación de que el gobierno no ha logrado solucionar el problema pero también se reconoce que el tema no está pasando inadvertido en la administración". 

"Se comprende que el problema no es originado por el gobierno actual y se siente que el gobierno está haciendo alguna acción por solucionarlo". 


Dejá tu comentario