Economía Calificadora | Rating and Investment

Uruguay mantiene el grado inversor BBB para la calificadora Rating and Investment

El informe da una perspectiva positiva, no hay problemas de liquidez, destaca el esfuerzo del gobierno por mantener la disciplina fiscal y las reformas estructurales que impulsa con miras al futuro.

Así lo informa hoy en su cuenta de Twitter el Ministerio de Economía y Finanzas.

Embed

En su informe señala que Uruguay tiene un alto nivel de ingresos y se destaca en América Latina por su estabilidad institucional y política.

El texto señala: "R&I espera que las perspectivas económicas se recuperen a mediano plazo, principalmente respaldadas por un gran proyecto de inversión de capital extranjero. Además, es cada vez más probable que las reformas estructurales multifacéticas de la actual administración ayuden a impulsar la economía. En consideración de estos factores, junto con la necesidad de determinar el impacto económico y fiscal de la pandemia de COVID-19 en curso, R&I ha afirmado la Calificación de Emisor en Moneda Extranjera en BBB, dejando la Perspectiva de Calificación Positiva sin cambios".

La calificadora seguirá de cerca la recuperación económica del país.

Destaca que más del 90% de la electricidad del país se genera a partir de fuentes renovables, y el gobierno ve un valor estratégico en promover políticas respetuosas con el medio ambiente.

Entre las mismas incluye el rediseño de políticas fiscales para reducir las emisiones de carbono y la promoción de la producción de hidrógeno verde.

El creciente impulso global para reducir los impactos ambientales actúa como un viento de cola para el país, que tiene fuerza en los sectores impulsados por los recursos naturales, incluidos el turismo, la agroindustria y la silvicultura.

En tal sentido pone de relieve que UPM-Kymmene Corp., está construyendo su segunda fábrica en Uruguay, y antes del proyecto se han realizado inversiones públicas en la construcción de infraestructuras relacionadas, como ferrocarriles e instalaciones portuarias.

Las inversiones privadas también han respondido activamente a los nuevos incentivos fiscales, dice el informe.

Según la calificadora, esos incentivos respaldarán el crecimiento económico a mediano plazo.

El impacto del Covid.19 en Uruguay provocó un ligero déficit en 2020 debido a una fuerte caída en las exportaciones de servicios, en particular el turismo.

El informe señala que no hay problemas de liquidez y que el déficit en cuenta corriente no será un problema importante. Las reservas de divisas siguen siendo suficientes en relación con las deudas externas a corto plazo y las importaciones.

R&I destaca el esfuerzo del gobierno por bajar el déficit fiscal, que venía en ascenso desde 2021.

"La administración actual está trabajando para reducir el gasto mediante la introducción de nuevas reglas fiscales, un desafío que la administración anterior no logró asumir. A pesar del impacto fiscal significativo de la pandemia, R&I espera que los déficits sigan una trayectoria descendente a mediano plazo. Mantener una sólida posición fiscal es fundamental para la estabilidad de la economía uruguaya, que es pequeña y está expuesta a cambios en el entorno externo".

Uno de los desafíos, según la calificadora, es poner foco en la reforma de las pensiones que espera la presentación de una propuesta integral de un comité de expertos y, por lo tanto, frenar los gastos estructurales.

Además, señala el informe: "La deuda pendiente del sector público no financiero es relativamente alta como porcentaje del producto interno bruto (PIB), situándose en el 67,5% a fines de 2020. Sin embargo, si se excluyen los activos circulantes acumulados a través de, entre otros, los empréstitos preliminares del gobierno para cubrir los reembolsos de los próximos 12 meses, el índice fue de 57,5%. Ante esto, junto con las líneas de crédito de los bancos multilaterales de desarrollo, se ha mitigado el riesgo fiscal".

Este es el documento en inglés.

news_release_cfp_20210621_2105270401_eng.pdf

En abril la agencia Standard & Poor's confirmó la calificación crediticia de la República en BBB con perspectiva estable.

En junio, La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings mantuvo el grado inversor con perspectiva negativa a Uruguay, con una calificación de BBB-. Según explicó la agencia en un comunicado, se destacan en Uruguay los “altos estándares de gobernabilidad, PIB per cápita y liquidez externa”,

Los grados de inversión

La calificación ‘AAA’ es la más alta otorgada por los organismos internacionales. Indica que la capacidad del emisor o emisión para cumplir con sus obligaciones financieras es sumamente fuerte.

La calificación ‘AA’ indica que la capacidad del emisor o emisión para cumplir con sus obligaciones financieras es muy fuerte. No obstante, los emisores o emisiones con esta calificación podrían ser más vulnerables ante acontecimientos adversos en comparación con aquellos calificados en la máxima categoría

La calificación ‘A’ indica que la capacidad del emisor o emisión para cumplir con sus obligaciones financieras es fuerte. No obstante, los emisores o emisiones con esta calificación podrían ser más vulnerables ante acontecimientos adversos en comparación con aquellos calificados en categorías superiores.

La calificación ‘BBB’ indica que la capacidad del emisor o emisión para cumplir con sus obligaciones financieras es adecuada. Sin embargo, los emisores o emisiones con esta calificación son más vulnerables ante acontecimientos adversos en comparación con aquellos calificados en categorías superiores.

Dejá tu comentario