Nacional

Uruguay entre los países de mayor consumo de cocaína en la región

Está ubicado en tercer lugar detrás de Argentina y Chile. La ONU alertó por el aumento de consumo en la región pese al descenso del cultivo .

 

Uruguay es el tercer país de la región con tasas más altas de prevalencia anual de consumo de cocaína (ciudadanos que consumen al menos una vez al año). Chile y Argentina lideran la lista.

Según un estudio de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) el consumo de esta droga ha aumentado en América del Sur, a pesar de la reducción de la superficie dedicada al cultivo ilícito de la hoja de coca registrado en los últimos años.

La prevalencia del consumo "es mayor que la media mundial" y los datos de la ONU indican que, "tras años de aumento, el uso indebido de cocaína ha empezado a estabilizarse, aunque a un nivel más alto".

El informe destaca además que la cocaína es además "la sustancia citada con más frecuencia como causa de los fallecimientos provocados por drogas o relacionadas con ellas en América del Sur".

En el 2009 la prevalencia anual del consumo de cocaína a nivel mundial en la población de entre 15 y 64 años se situó entre el 0,3 y el 0,5 %, mientras que en Sudamérica ese índice está entre el 0,9 y el 1 %, unos 2,4 millones de consumidores.

El origen de esa droga sigue encontrándose principalmente en Colombia, Perú y Bolivia.

La INTERPOL y la UNODC calculan que el mercado ilícito de cocaína a nivel mundial tiene un valor de más de 80.000 millones de dólares

Se estima que el Paraguay es el mayor productor de cannabis de América del Sur, correspondiéndole más de la mitad de la producción total de la región. En 2010, las autoridades paraguayas erradicaron más de 1.000 hectáreas de plantas de cannabis cultivadas ilícitamente y se incautaron de casi 130 toneladas de hierba de cannabis (45 toneladas más que en 2009).

En 2010, las incautaciones de hierba de cannabis disminuyeron en el Ecuador (a 2,5 toneladas) y el Uruguay (a 0,4 toneladas).

Siguen preocupando a la Junta los niveles inusualmente altos de consumo de estimulantes fabricados lícitamente (anorexígenos) y benzodiazepinas en algunos países de América del Sur, especialmente en la Argentina (estimulantes y benzodiazepinas) y el Uruguay (benzodiazepinas). Hay indicios de que los preparados farmacéuticos que contienen esas sustancias no solo son objeto de uso indebido en esos países, sino que también se pasan de contrabando a los países vecinos.

Dejá tu comentario