LA HISTORIA DE WINDY

Una vecina le ofreció su casa a la joven embarazada de siete meses que duerme en la calle

Windy pernoctó este lunes en un refugio del MIDES. Hoy conocemos la historia de su abuela Carmen, es no vidente y sueña con recuperar su casa.

Funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) fueron en la noche de este lunes a la Plaza de los Treinta y Tres y llevaron a un refugio a Windy, la joven embarazada de siete meses y medio que duerme en ese espacio público y contó su historia en Subrayado.

Carmen, es la abuela materna de Windy, y afirmó que tanto ella como su hija, madre de la joven, están en situación de calle y pernoctan en refugios.

La abuela aseguró que a Windy no le gusta estar en refugios, porque si bien tiene un plato de comida caliente, una cama limpia para dormir y un baño para higienizarse, la convivencia a veces no es tan buena.

Carmen indicó que una doctora que vive sola en La Teja le ofreció una habitación de su casa para que Windy y sus hijos puedan quedarse. Para la abuela es una buena opción ya que no quiere que su nieta y sus bisnietos sigan en la calle.

La abuela de Windy es no vidente, fue cuidacoches durante 12 años, tuvo su casa y por avatares de la vida perdió todo. Asegura que no se acostumbró a vivir en la calle y lo más duro: el frío.

A los 62 años espera recuperar la vista y cumplir sus sueños que es volver a tener su casa y que sus hijos, nietos y bisnietos estén bien.

HISTORIA ABUELA WINDY

Dejá tu comentario