Policialesrapiña | Guardia Republicana | violencia

Un policía se hacía pasar por cliente y robaba a trabajadoras sexuales trans

El agente de la Guardia Republicana está acusado de delitos de rapiña, violencia privada y amenazas, contra tres trabajadoras.

El juez letrado Fernando Islas formalizó el pedido de la fiscal de Flagrancia, Adriana Edelman, que solicitaba 90 días de prisión preventiva para un agente de la Guardia Republicana por dos delitos de rapiña especialmente agravados, uno en grado de tentativa, un delito de violencia privada y un delito de amenazas agravado, todos en calidad de autor.

Los hechos se dieron en los primeros días de julio y el delito se dio contra tres trabajadoras sexuales trans, simulando -el imputado- ser un cliente para poder hacerse de dinero en el momento en que estaba en privado con la trabajadora.

Subrayado pudo obtener el testimonio de una de las víctimas directas.

La mujer contó que ya en el dormitorio, el hombre le pidió que se desvistiera y en un momento de distracción sacó un arma de reglamento y le exigió dinero.

Le llevó 500 dólares y poco más de 200 pesos. Tras lo sucedido, resolvió crear un grupo de Whatsapp para alertar a otras trabajadoras. Ahora, temen por represalias.

Dejá tu comentario