Show Cantinflas | México | cine

Un nuevo aniversario de Mario Moreno "Cantinflas" en medio de escándalos

A 28 años de su muerte continúan las disputas familiares por su patrimonio, de más de 70 millones de dólares, además de las ganancias por sus películas.

Mario Moreno nació en un hogar humilde en México el 12 de agosto de 1911. Fue zapatero, mandadero, boxeador y hasta torero, oficios que retrató en sus películas.

Actuando en carpas rodantes empezó a dar forma al personaje de Cantinflas. Esto combinado con su forma de hablar incoherente pero brillante lo llevó a triunfar en el cine desde 1936, con una filmografía de 34 películas.

En 1956 hizo su entrada triunfal en Hollywood con "La vuelta al mundo en 80 días", rodeado de estrellas famosas. El film ganó 5 premios Oscar, y le permitió al intérprete lograr el Globo de Oro, superando al favorito de ese año, Marlon Brando.

Repitió su participación en Estados Unidos en 1960 con el film "Pepe", pero con tibio recibimiento.

Mario Moreno fundó su propia productora Posa Films, rodando nuevamente en su país, entre ellas “Su excelencia", que lo trajo para la premiere por segunda vez a Uruguay, luego de haber participado en la inauguración del 1º Festival de Cine en Punta del Este.

En la intimidad su gran amor fue la bailarina rusa Valentina Ivanova. Casado a los 23 años, el matrimonio adoptó un hijo, Mario Moreno Ivanova, pero su esposa tuvo un triste final, falleciendo víctima de cáncer en 1966. Le siguieron varios amores, que le provocaron escándalos y juicios, mientras que su carrera en el cine nos hacía reír y a veces llorar.

Siempre denunció las desigualdades sociales y la falta de solidaridad, algo que también hacía en la vida real apoyando obras caritativas, hospitales y gente sin hogar.

Miles de admiradores se reunieron para su funeral, que duró tres días en México. El Congreso de Estados Unidos mantuvo ese 20 de abril de 1993 un minuto de silencio en su honor.

El comediante tenía un patrimonio de más de 70 millones de dólares. Propiedades varias, entre ellas una gran finca, establecimiento de cría de toros de 800 hectáreas, hoy convertido en lujoso hotel, que mantiene el recuerdo de su popular dueño.

Su hijo Mario Arturo Moreno tuvo durante estos años enfrentamientos judiciales por sus películas y los millones de dólares depositados en bancos. Se enfrentó al primo de Cantinflas, Eduardo Moreno, quien aseguraba que le había dejado parte de su fortuna.

El despilfarro del dinero de su hijo adoptivo estuvo destinado a abogados, escándalos y drogas, que lo llevó a su muerte a los 57 años.

Ahora la guerra continúa, a 28 años de la muerte de Cantinflas. Los hijos y nietos del comediante se suman al eterno conflicto por su millonario patrimonio.

Los últimos meses de la vida de Cantinflas se tornaron sombríos. Vivió un entorno triste, viendo a los familiares pelearse por el patrimonio.

Un ídolo indiscutible, admirado en todo el mundo, que sigue en nuestra memoria colectiva a través de sus películas, cuyos mensajes solidarios lo alejaron de su triste realidad.

CINE CANTIFLAS MUERTO

Dejá tu comentario