Deportes

Un codazo de Sergio Ramos explicaría el primer error del arquero de Liverpool

Médicos especializados de Massachusetts detectaron que el alemán, de 24 años, estaba sufriendo una conmoción cerebral.

Sergio Ramos podría decir, con razón, que hizo dos goles en la reciente final de la Champions.

Una toma suya dejó lesionado a Mo Salah, la estrella egipcia del Liverpool. Fue un forcejeo discreto y eficaz. Salah salió de la cancha y el partido dio un vuelco significativo.

La Federación Europea de Judol le puso nombre a la triquiñuela del jugador madridista: waki-gatame, una llave que está prohibida en el deporte.

En ese momento con las pulsaciones a 180 nadie reparó en nada: Ramos le dio un abrazo consolatorio a Salah y lo acompañó hasta el borde de la cancha.

Los jugadores de Anfield no pudieron superar el desgaste emocional de la ausencia del goleador.

Pero en el minuto 49 Ramos volvió a actuar con su pericia habitual.

En una jugada en el área de Liverpool le aplicó un codazo al arquero Loris Sven Karius que lo dejó en el suelo.

Dos minutos después Karius, decisivo en dos de los tres goles merengues, quiso salir jugando y lo hizo tan mal y de manera tan inexplicable para un arquero de élite, que hasta el propio Benzema se vio sorprendido por el fallo que acabó en gol.

Ahora se sabe que en ese momento sufrió una una disfunción espacial visual producto del golpe.

El final del partido fue dramático para el arquero alemán, de 24 años, quien recorrió el estadio de Kiev en una opaca vuelta olímpica pidiendo disculpas a sus hinchas.

Ahora, varios días después, se sabe que Karius estaba noqueado en ese fatal minuto 51. Solo que no lo sabia ni él ni sus compañeros.

La jugada ahora parece más evidente repasando imágenes que todos ya habían visto por TV. Centro lateral desde el costado izquierdo y Sergio Ramos, que intenta rematar, termina golpeando con el codo derecho el rostro del portero de 24 años. Karius cayó al suelo.

kairus

Los doctores del Hospital General de Massachusetts afirman que Karius sufrió una conmoción cerebral a causa del codazo de Ramos.

“Después de revisar cuidadosamente las imágenes del partido e integrar una detallada historia, en la que se incluyen sus síntomas subjetivos actuales y posteriores al contacto, así como exámenes físicos y mediciones objetivas, concluimos que el señor Karius sufrió una conmoción durante el partido del 26 de mayo de 2018”, informa el comunicado difundido por los doctores Ross Zafonte y Lenore Herget.

Ellos examinaron al deportista y le realizaron una Tomografía axial computarizada (TAC) el pasado 31 de mayo.

Pese a que los médicos no han precisado el momento en el que Karius sufrió la conmoción, la única acción que pudo provocarle dicha dolencia tuvo lugar en el minuto 49.

“En el momento de nuestra evaluación, los principales síntomas residuales y signos objetivos del señor Karius sugieren que sufrió una disfunción espacial visual que probablemente ocurrió inmediatamente después del suceso —que provocó la conmoción—. Es posible que tales déficits afecten al rendimiento”, añadieron los médicos.

Lo cierto es que su actuación a partir de dicho momento se convirtió en un concierto de desaciertos.

El más notable ocurrió en el minuyo 83 cuando Bale -agrandado por un impresionante gol de tijera- disparó de lejos y las manos de Kairus perdieron el control del balón que se fue directo a la red.

“No he dormido hasta ahora... Las jugadas se repiten en mi cabeza una y otra vez. Estoy absolutamente apenado y me disculpo infinitamente con los fans, el staff y todos mis compañeros. Sé que me equivoqué con dos errores y los decepcioné a todos”, reveló Karius 20 horas después de la final.

Quizás nadie había reparado entonces en su posible dolencia. Según afirmó ESPN, fueron los médicos del Liverpool los que insistieron en que Karius se desplazara a Estados Unidos para ser atendido por el doctor Ross Zafonte, especialista en golpes sufridos por deportistas, en especial los de fútbol americano.

El comunicado de Zafonte y Herget confirma por último que el alemán se recupera de manera favorable.

Dejá tu comentario