Internacionales

Trump reafirmó su postura sobre migración y declaró fuerte apoyo a la OTAN

El mandatario de EE.UU. brindó su primer discurso ante las dos cámaras del Congreso. La mayoría de las legisladoras se vistió de blanco como protesta.

El presidente Donald Trump defendió ante el Congreso la adopción de un nuevo sistema migratorio en Estados Unidos, basado en méritos y en la capacitación de los candidatos, y frenar el acceso al país de personas con baja capacitación laboral.

"Si pasamos del actual sistema de inmigración de personas con baja capacitación, y adoptamos un sistema basado en mérito, tendremos muchos beneficios: ahorraremos dólares, elevaremos los salarios y ayudaremos a las familias en dificultades -incluyendo familias de inmigrantes- a ingresar a la clase media", expresó.

En la visión de Trump, una reforma "real y positiva" del sistema migratorio estadounidense es posible si todos se ponen de acuerdo sobre tres puntos básicos: mejorar salarios para los estadounidenses, fortalecer la seguridad nacional y "restablecer el respeto por nuestras leyes".

En su primer discurso como presidente ante las dos cámaras del Congreso, Trump se refirió a una de sus más polémicas promesas de campaña, la construcción de un gigantesco muro en la frontera con México.

El mandatario aseguró que "pronto" comenzará la construcción de la muralla.

"Pronto comenzaremos la construcción de un gran muro a lo largo de nuestra frontera sur. Comenzará antes de lo previsto; cuando esté terminada, será un arma muy efectiva contra las drogas y el crimen", expresó.

Mientras pronunciaba su discurso, Trump puntualizó que inmigrantes en situación irregular y con antecedentes policiales estaban siendo expulsados del país.

"Mientras hablamos, estamos removiendo pandilleros, vendedores de drogas y criminales que amenazan nuestras comunidades y a nuestros niños. Esos tipos se están yendo mientras hablamos aquí esta noche, tal como yo lo había prometido", dijo.

Al inicio de su discurso, Trump condenó las recientes amenazas y actos de vandalismo contra personas e instituciones de la comunidad judía, así como el asesinato de un ingeniero de India a manos de un hombre que pedía a gritos que los extranjeros abandonen el país.

Estos episodios, dijo el mandatario, "nos recuerdan que aunque somos una nación dividida por la política, somos un país que se presenta unido en la condena al odio y al mal en todos sus formas".

OTAN. Trump declaró el "fuerte apoyo" de Washington a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), aunque llamó a los países aliados a cumplir sus compromisos financieros.

"Apoyamos fuertemente a la OTAN, una alianza forjada por los lazos de dos guerras mundiales que destronaron el fascismo y una Guerra Fría que derrotó el comunismo. Pero nuestros socios deben cumplir sus obligaciones financieras", dijo Trump.

En un mensaje directo a la alianza militar del Atlántico Norte, Trump dijo que su gobierno esperaba de sus aliados, "ya sean de la OTAN, del Medio Oriente o del Pacífico, que adopten un rol directo y significativo en operaciones militares, y que paguen su justa parte de los costos".

Washington, añadió, "respetará instituciones históricas, pero también vamos a respetar los derechos soberanos de las naciones".

Durante la campaña electoral Trump había generado incertidumbre entre los países integrantes de la alianza militar al expresar su irritación con naciones que están atrasados en sus contribuciones financieras.

Hace una semana, durante una reunión de la OTAN en Munich, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, buscó disipar las dudas y afirmó que el compromiso de Washington con la alianza militar es "inamovible".

"De la misma forma que ustedes mantuvieron su fe en nosotros, bajo el presidente Trump nosotros vamos a mantener siempre nuestra fe en ustedes", les dijo Pence a los representantes de la alianza militar.

Durante el primer discurso de Trump, las mujeres del Congreso lucieron ropa blanca para protestar contra el mandatario.

Dejá tu comentario