Nacionalferrocarril | UPM

Tren de UPM: Saceem, Acciona y la china CNEC, los consorcios que presentaron proyectos

El gobierno deberá decidir en semanas. Una vez nombrado el concesionario hay plazo de 36 meses para su puesta en funciones

Tres empresas se presentaron a la licitación del proyecto del Ferrocarril Central el tramo 273 kilómetros entre Puerto de Montevideo y Paso de los Toros.

Se trata de empresas origen chino, español y finalmente un consorcio uruguayo mixturado con capitales extranjeros.

Uno de los consorcios es uruguayo y liderado por Saccem y Berkes, otro por la española Accionay el tercero está encabezado por China Nuclear Engineering & Construction Corporation (CNEC)

Ahora Ferrocarril Central entra en una etapa de estudios técnicos y económicos que deberá estar pronto en dos meses a efectos de que el gobierno decida el que será el ganador.

Una vez concesionado, el ramal deberá estar pronto en 36 meses.

El MTOP estima que las obras comenzarán después de la licencia anual de la construcción en el mes de enero de 2019.

Antes de esta instancia habría que resolver algunas interrogantes como por ejemplo si el constructor sería el operador de la línea. UPM pretendía tener su propio operador.

La obra pasará a manos del Estado uruguayo al vencerse el contrato en 25 años.

La apertura de ofertas estaba en principio convocada para el 9 de abril, pero a pedido de las empresas se otorgó una prórroga.

Ahora se había pedido una nueva prórroga por parte de seis de las 10 empresas que compraron los pliegos. El gobierno rechazó tal solicitud.

La licitación había sido llamada el 5 de noviembre.

"Ahora le tocaba a las empresas decirnos cómo hacer lo que nosotros hemos pedido, aquello que necesitamos, a qué precios". dijo Víctor Rossi, ministro de Transporte y Obras Públicas.

"Nosotros les dijimos en qué condiciones y por dónde. Presentamos un informe técnico en el que este ramal sea apto para las necesidades de UPM para cumplir sus siete frecuencias diarias".

Rossi explicó que el trazado está inspirado en el original de los ingleses, pero con los lógicos cambios para ajustarse a la tecnología moderna.

Los trenes deberán superar los 70 kilómetros en la hora y deberán transportar 22,5 toneladas por eje.

"La propuesta tiene los cambios lógicos para atenuar los rangos de giros, las exigencias que habrá para conseguir los objetivos de la empresa, la velocidad que deberán desarrollar las unidades, la tecnología que deberá ser moderna. No digo de punta, pero si actual", agregó el secretario de Estado.

El tren de UPM no solo servirá para la empresa celulósica. Estará abierto a otras empresas de carga.

El gobierno hará el viaducto de ingreso al puerto con una inversión superior a los 20 millones de dólares.

El proyecto incluye un tramo de vía doble inicial de 26 km, una docena de vías secundarias para cruces de trenes, un tramo de vía para acceso industrial y más de 40 puentes ferroviarios que se refuerzan o se construyen nuevos.

El trazado definido incluye el by-pass de varios centros poblados y la rectificación de curvas, para permitir mayor seguridad en la circulación de trenes.

En la interacción con las tramas urbanas de diferentes ciudades, se construirán pasajes a desnivel (ferrocarril soterrado en trinchera) y en los cruces a nivel se colocarán sistemas de barreras con señalización luminosa y efectos sonoros, un sistema automatizado que garantizará las más altas condiciones de seguridad vial.

Rossi dijo que las expropiaciones de terrenos no serán más de 200.

Dejá tu comentario