AFP

'Torcedores' brasileños comienzan a copar Montevideo en espera de la Libertadores

Flamengo y Palmeiras, finalistas de la Copa Libertadores de América de 2021, aterrizan este miércoles en Montevideo, que poco a poco comienza a ser tomada por todo el color de los 'torcedores' brasileños, generando gran expectativa del sector turístico.

Flamengo y Palmeiras, finalistas de la Copa Libertadores de América de 2021, aterrizan este miércoles en Montevideo, que poco a poco comienza a ser tomada por todo el color de los 'torcedores' brasileños, generando gran expectativa del sector turístico.

La primera delegación en arribar al aeropuerto internacional de Carrasco fue la del 'Fla', sobre el mediodía, y de inmediato partió hacia su hotel donde los aguardaba un entusiasta puñado de hinchas.

Se espera que sus rivales aterricen sobre la tarde, para luego asistir a sus lugares de entrenamiento.

Mientras los cariocas utilizarán el Campeón del Siglo, estadio de Peñarol, los paulistas del 'Verdão' entrenarán en el Gran Parque Central, casa de Nacional.

En simultáneo, miles de hinchas brasileños comenzaron a entrar lentamente al país, que espera el ingreso de unas 60.000 personas para el esperado partido del principal torneo de clubes de América.

Fácilmente identificables por las casacas de sus equipos, decenas de 'torcedores' almorzaban este mediodía en el Mercado del Puerto, tradicional paseo turístico ubicado en el casco antiguo de la capital uruguaya que por primera vez mostraba un movimiento de extranjeros tímidamente similar al prepandemia.

"¡Llegamos para festejar el 'tri'!", contó a la AFP Fabrício Gurmendes, un fanático del Flamengo que llegó a Montevideo junto a tres amigos para ver a su conjunto levantar su tercera Libertadores el sábado, logro que también buscará el Palmeiras.

Según informaron el martes autoridades del gobierno, ya se vendió el 95% de la tribuna Colombes del estadio Centenario, reservada para los simpatizantes del 'Fla', el club más popular de Brasil.

En tanto en la Ámsterdam, la cabecera dispuesta para los aficionados del también popular Palmeiras, se llevaban adquiridas más de la mitad de las entradas.

Cada una tiene un aforo de unas 14.000 personas.

Los hoteles de Montevideo y alrededores están a tope para este fin de semana desde hace más de un mes y los operadores turísticos apuestan a que el fútbol los ayude a repuntar tras un duro año y medio de pandemia.

- Expectativa y cautela -

"Se está hablando de 60.000 personas que vienen. Eso, más lo que vamos a movilizar internamente en el país, la verdad que es algo muy, pero muy positivo", dijo a la AFP Agustín Maddocks, secretario general de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Uruguay (AHRU).

"Es un empujón muy importante, que lo que hace es mitigar el impacto económico que venimos teniendo", agregó.

La final entre Flamengo y Palmeiras hace renacer la esperanza del sector tras la desilusión que generó el escaso movimiento provocado por la final de la Copa Sudamericana entre los brasileños Athletico Paranaense y Red Bull Bragantino, dos equipos de menor arraigo popular.

"No se vendió absolutamente nada. Teníamos previsiones de que iba a venir poca gente, pero no tan poquísima gente", sostuvo el lunes Daniel Fernández, expresidente y actual asesor del Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines de Uruguay (Cambadu).

Aunque la Conmebol no difundió números de entradas vendidas, la final de la Sudamericana se jugó el pasado sábado con solo dos tribunas habilitadas en el Centenario debido al magro nivel de público, que no llegó a los 20.000 espectadores.

Fue "como que no hubiera pasado nada", agregó el comerciante al local canal 10, aseverando que espera que la tendencia se revierta este sábado. "El gran día es ese", afirmó.

Fernández dijo no ser "tan optimista" como para creer en "los números elevadísimos" que maneja el gobierno, en referencia a las 60.000 personas, "pero si viene la mitad va a mover la aguja para muchos comercios que están en una situación paupérrima".

- Amplio operativo -

También este miércoles comienza a operar el dispositivo de seguridad organizado por la Policía uruguaya, con 4.000 efectivos en todo el país que actuarán junto a Migraciones para reforzar todos los puntos de la frontera.

"Extremaremos los controles para que toda la gente que está en listas negras no pueda ingresar a nuestro país a hacer de esto una batalla campal que no estamos dispuestos a tolerar", dijo el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, el martes en conferencia de prensa.

Las autoridades estarán en alerta por posibles enfrentamientos entre barras de Palmeiras y Flamengo, así como eventuales choques con hinchas uruguayos.

"Estamos trabajando mucho en la prevención. Cualquier situación en la que se den enfrentamientos entre barras de estos equipos, la Policía va a actuar porque no se van a permitir ese tipo de situaciones", aseguró el jefe del Estado Mayor de la Policía, Richard Cabral.

Los alrededores del estadio Centenario estarán bajo una amplia zona de exclusión que estará operativa desde las 06H00 del día del partido. Las puertas se abrirán al público a las 13H00 (16H00 GMT), cuatro horas antes del pitazo inicial.

gv/cl/ma

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario