Nacional Carnaval 2015

Timoteo, Tronar, Cyranos y Cayó la cabra en la 2º etapa de la Liguilla

El cartel de entradas agotadas se colocó una vez más en las boleterías del Teatro de Verano en la segunda etapa de la liguilla del concurso de Carnaval.

DON TIMOTEO. La murga exhibió una vez más virtudes corales que la colocan entre las dos o tres que mejor cantan en esta temporada. El selecto grupo de cantores murgueros que conforman el elenco tuvo una noche estupenda, en una instancia en la que no se puede fallar.

El libreto funciona bien, en general, pero sin alcanzar gran nivel.

El momento cumbre de la actuación llega cuando interpretan la canción final que habla de la necesidad de ser uno mismo, escaparse de los moldes y no tener miedo de no ser lo que los demás esperan de uno.

La actual campeona estará una vez más en la definición de los primeros lugares.

TRONAR DE TAMBORES. Superadas las dificultades sonoras de las primeras ruedas, esta vez se pudo apreciar mejor la actuación de Tronar de Tambores. De cualquier manera, quedaron en evidencia algunos problemas corales y de algunos solistas que no rindieron del todo bien.

Por otra parte, la historia sobre Dionisio Oribe y sus sueños no consigue mantener un hilo narrativo sólido como para entusiasmar al público.

Entre los puntos altos cabe destacar la arrolladora cuerda de tambores, el genial escobero Sebastián Artagaveitia, el cuadro de mamas viejas y gramilleros, las vedettes y la presencia ovacionada de Kanela.

CYRANOS. El espectáculo de Cyranos volvió a ser muy efectivo en materia humorística. Situaciones, personajes y chistes se suman a las notables interpretaciones de un elenco dúctil y disciplinado para ponerle el ritmo adecuado a cada momento de la actuación.

El humor político, una especialidad de la casa, tuvo muchas ocurrencias acertadas aunque apelan a algunos insultos innecesarios.

Escenas como la del cine o varias de la historia de amor entre Pepe y Lucía están entre lo más gracioso de la temporada. Hasta el momento son los grandes rivales de los maragatos de Sociedad Anónima.

CAYÓ LA CABRA. Como ya fue dicho en ruedas anteriores, Cayó la cabra tiene uno de los mejores espectáculos de la categoría, aunque en esta tercera rueda no brindaron su mejor actuación.

Algunos remates poco precisos y algún desajuste coral no permitieron repetir lo que vimos en las otras pasadas.

El libreto es ingenioso, creativo y con permanentes apelaciones al humor que mantiene en un plano de jocosidad a la mayor parte del espectáculo. Al igual que el año pasado, consigue entreverarse entre las grandes y debería ganarle a unas cuantas.

 

Dejá tu comentario