ECONOMÍA MÁGICA

The Economist: crecimiento de Uruguay avergüenza a Brasil y Argentina

A pesar de las dificultades que se registran desde 2015, el gobierno del Frente Amplio sigue cosechando éxitos, señala la publicación británica

La prestigiosa publicación The Economist dio a conocer un artículo en el que señala que la performance de la economía uruguaya "avergüenza" a sus vecinos a raíz de su crecimiento ininterrumpido por 15 años.

En 2013, The Economist había elegido a Uruguay como "país del año" por su crecimiento con reparto, el cambio de matriz energética por fuentes renovables y leyes sociales de corte progresista como el matrimonio igualitario y la distribución de marihuana estatal

A pesar de que la economía uruguaya pasa por un momento de dificultades, el 22 de marzo el Banco Central reportó que el PBI creció 2.7% en 2017, estirando la racha económica más larga de su historia.

Jesko Hentschel, director regional del Banco Mundial, recordó que Uruguay, a diferencia de Argentina, ganó la confianza de los inversores. Su vecino del Río de la Plata incumplió pagos en varias ocasiones desde el "desastre" de la crisis de 2001 y 2002.

"Los líderes uruguayos se dieron cuenta que la economía debía diversificarse", dice la publicación, y agrega: "El Frente Amplio comenzó un esfuerzo por desacoplarse de sus vecinos".

Entre 2001 y 2016, la participación de Argentina y Brasil como destino de exportaciones uruguayas disminuyó de 37% a 21%.

Entre otros factores, la venta de carne argentina se redujo entre 2005 y 2012 un 75%, y aún hoy están por debajo de las exportaciones uruguayas. La política de retenciones del kirchnerismo contribuyó a esta situación.

La fórmula de la heterodoxia economómica uruguaya "ha funcionado", señala The Economist, pero advierte que "no todo es color de rosa".

Allí señala que el ritmo de crecimiento bajó desde 2015. Apunta al déficit fiscal que no puede bajar del 3.5% del PBI. También se señala que hay "un mercado laboral rígido y afirma que el "sistema educativo necesita reformas".

Otro factor que pesa en Uruguay es su población envejecida, señala The Economist.

La situación de descontento interno se ha expresado en movimientos como "Un solo Uruguay", que es mencionado por el periódico británico como un movimiento de trabajadores rurales que exigen impuestos más bajos y una caída de las tarifas energéticas.

Dejá tu comentario