Nacional

Testigo de muerte del ciclista: el conductor "me miró a los ojos y aceleró"

El testigo era amigo del fallecido y estaba con él en la ruta. Dice que el auto atropelló a Guillermo en la banquina, y que nunca frenó.

Un testigo de la muerte del ciclista que fue embestido el viernes pasado declaró ante la jueza del caso.

Relató que el conductor que atropelló a Guillermo dio marcha atrás y miró al testigo a la cara y luego al ciclista antes de darse a la fuga.

"Me miró y aceleró, ni siquiera se bajó del auto. Nunca frenó", dijo a Subrayado el ciclista testigo y amigo del fallecido.

Dijo que el accidente ocurrió en la banquina, no en la ruta, y que Guillermo tenía casco y chaleco, y la bicicleta todos los implementos lumínicos necesarios.

Guillermo Fernández tenía 47 años cumplidos el 28 de octubre.

Trabajaba como visitador médico, incluso luego de un impasse en el que se dedicó a la administración del parking familiar, ubicado en el Centro.
Tenía tres hijos de 13, 5 y 5 meses.

Disfrutaba de la vida al aire libre, de los deportes. Según contó su amigo Federico Ulloa, le gustaba andar en moto de agua y bicicleta.

Se inició en el montain bike hace unos años, con el fin de entrenar.

El día del accidente, como solía hacerlo en otras oportunidades, portaba ropa reflectiva, un casco, y luces en la bicicleta. Iba en fila india y detrás de otros 4 ciclistas.

Federico agregó que debido a la amistad que tenía con guillermo inició una campaña en las redes sociales para dar con el auto del victimario, el cual llegaron a ubicar.

El próximo sábado se realizará una bicicleteada en su homenaje, que tendrá como punto de partida el shopping costa urbana y de llegada al lugar del accidente.

Además, una vez que lo permita el juez, cremarán el cuerpo y desparramarán las cenizas en el salto del penitente, en Lavalleja. Siguiente destino del grupo de ciclistas.

Dejá tu comentario