Taxista asistió un parto en su móvil, a dos cuadras del hospital

Después de 12 años al volante Fabián puede narrar una infinidad de historias, de las más duras y las más emocionantes.

El último suceso ocurrió el lunes y lo llevó hasta las lágrimas. No es para menos. Fue testigo del parto de Alison y la acompañó en el momento más importante de su vida.

La joven se convirtió en mamá en su taxi, de camino al hospital Saint Bois.

“La abuela le estaba sacando fotos, la chica se mete la mano en el pantalón y dice: `Le estoy tocando la cabecita´. La abuela responde: `No le hagas caso, es primeriza´”, contó Fabián a Subrayado.

Luego vio cómo en su pantalón se notaba algo abultado: “Estaba naciendo Ludmila”, añadió.

“Yo actué por impulso, la envolví con todo lo que tenían y la llevé al hospital”.

Tras recibir el alta, Fabián los llevó hasta su casa. Ahí pudo tener en brazos a la bebé y fotografiarse con ella.

Dejá tu comentario