Nacional

Suprema Corte sabía del Caso Damasco desde hace meses

El máximo órgano judicial reconoce que se impuso "el principio de inocencia" frente a la posibilidad de la separación del cargo para la jueza procesada por peculado

 

La Suprema Corte de Justicia conocía desde hacía seis o siete meses que la jueza procesada por peculado Anabella Damasco manipulada cuentas del Poder Judicial, informó este viernes el diario El Observador. Damasco sustrajo 55.000 dólares desde el año 2004. El dinero provenía de incautaciones de casos de narcotráfico, proxenetismo y aborto que ella había manejado al frente del juzgado 14 en lo penal, un cargo que mantuvo hasta el 2009.

El ministro del máximo órgano judicial, Jorge Larrieux admitió que la Suprema Corte conocía la situación de Damasco pero decidió no abrirle un sumario o separarla del cargo por entender que "no había elementos suficientes". "Por el principio de inocencia preferimos esperar", dijo Larrieux, quien al principio negó conocer el caso desde tanto tiempo atrás.

Públicamente la situación de la jueza se conoció el martes de noche, cuando ella concurrió a la Asociación de Magistrados para renunciar a la presidencia. Ese día se desarrolló un interrogatorio que dejó entrever que el procesamiento sería inminente.

"LO HARÍA DE VUELTA". En una reunión extraordinaria, y con la presencia de todos los ministros, la Suprema Corte de Justicia no aceptó el pedido de renuncia de la ex ministra del Tribunal de Apelaciones, Anabella Damasco, y en paralelo comenzó el proceso de destitución, en tanto se le retuvo el salario. Damasco, viuda y madre de 4 hijos, no dio explicaciones de su conducta.

Sólo reconoció el hecho y dejó su defensa en manos de un abogado de oficio. "Lo haría de vuelta", se remitió a decir la magistrada, quien confesó haber sido "coaccionada" y amenazada".

Los 55.000 dólares que sustrajo Damasco -hasta esta semana en el Tribunal de Apelaciones- provenían de la operación Chimed (38.000 dólares, 2006), un caso de aborto (9.594 dólares, 2003) y otro de proxenetismo (5.532 dólares, 2003). Precisamente el reclamo de los inculpados en este último caso abrió la investigación contra la jueza por parte su sucesora Adriana de los Santos.

El diario El País informa este viernes que el caso Damasco también tuvo otra consecuencia directa: la Suprema Corte se dispone a quitarle facultades a los magistrados para el uso de dinero que se requisa en operativos policiales.

Para llegar a la destitución de Damasco, los ministros de la Suprema Corte de Justicia decidieron poner en marcha una investigación administrativa y en forma conjunta una auditoría contable, en el Juzgado Penal de 14° Turno, desde el 5 de mayo de 1997 hasta el 12 de junio de 2009.

La auditoría contable será llevada adelante por un perito especializado, pero será supervisada en forma directa por la propia jueza de esa sede penal, la Dra. Adriana de los Santos, magistrada que subrogó a Damasco cuando la ahora procesada pasó al Tribunal de Apelaciones.

PODER JUDICIAL NO SABE. Esta acción de los miembros del máximo órgano de Justicia de nuestro país no es menor, ya que una vez que se confirme la destitución Damasco no podrá volver a ocupar posiciones en ninguna institución pública. Por otra parte, se supo también que todas estas derivaciones implicarán que pierda, al menos por dos años, su título de abogada.

El vocero de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat, dijo a Subrayado que "no existe por parte del Poder Judicial un conocimiento de cuánto dinero hay depositado en cuentas judiciales", aún cuando el Banco República, gracias a los sistemas informáticos puede listar en cualquier momento el número de cuentas y hacer esas sumas si así se requiere.

De todos modos, el Poder Judicial no lleva un sistema ordenado de todas las cuentas en las cuales hay incautación de bienes consistentes en dinero, porque se trata de secreto bancario. "Lo que sí se hace es un contralor, expediente por expediente. Si el juez indica y ordena el decomiso de la mercadería o del dinero, entonces ese dinero pasa  en poder del Estado. Si el juez no resuelve decomiso, entonces ese dinero puede volver eventualmente a manos de su propietario".

Mientras tanto, el ministro de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Chediak, se refirió en las últimas horas al procesamiento de la jueza Anabella Damasco y dijo que esta es la primera vez en la historia en que se procesa a una funcionaria del Tribunal de Apelaciones.

El ministro dijo a Subrayado que se va a iniciar una auditoría contable desde 2004 a la fecha para detectar posibles irregularidades en el Juzgado Penal de 14 Turno que la jueza Anabella Damasco presidía.

Con respecto a la situación laboral de la magistrada, Chediak señaló que al iniciarse el proceso de destitución el sueldo de la magistrada será retenido mientras dure el procedimiento. Se revisarán asimismo más de 5.000 expedientes judiciales que estuvieron bajo la supervisión de Damasco.

Dejá tu comentario