AFP

Supermercados británicos, amenazados por la disparada de casos de contacto de covid-19

La federación de minoristas británicos instó el jueves al gobierno a flexibilizar las normas que imponen cuarentenas a los casos de contacto con personas infectadas por el coronavirus, que amenazan el abastecimiento de los supermercados dada la disparada de contagios en el Reino Unido.

La federación de minoristas británicos instó el jueves al gobierno a flexibilizar las normas que imponen cuarentenas a los casos de contacto con personas infectadas por el coronavirus, que amenazan el abastecimiento de los supermercados dada la disparada de contagios en el Reino Unido.

Es una epidemia dentro de la pandemia, apodada "pingdemic" por los británicos, en un juego de palabras entre "ping" (recibir una notificación) y "epidemic".

El número de nuevos positivos en el país se ha disparado en las últimas semanas, rozando los 50.000 diarios, por lo que cientos de miles de casos de contacto se han visto obligados a aislarse, dejando sin efectivos a numerosos sectores económicos, desde el transporte hasta la distribución de alimentos.

En las portadas de casi toda la prensa británica el jueves había fotos de estantes de supermercados vacíos.

"Esta 'pingdemia' acentúa la presión sobre la capacidad de los minoristas para mantener los horarios de apertura y reabastecerse los comercios", alertó Andrew Opie, director de la federación de minoristas British Retail Consortium.

"El gobierno debe actuar rápidamente", subrayó.

Varias cadenas de supermercados, así como la asociación de productores de carne y los transportistas, también denunciaron la escasez de mano de obra, una parte de la cual se vio obligada a hacer cuarentenas.

El gobierno prometió eximir a ciertos trabajadores esenciales del requisito de respetar diez días de aislamiento, siempre que hayan recibido las dos dosis de la vacuna o den negativo a los tests de covid-19.

Esto ya se aplica desde el lunes a los trabajadores de la sanidad pública "en circunstancias excepcionales".

El ministro de Empresas, Kwasi Kwarteng, anunció el jueves a la BBC que la lista de trabajadores exentos se publicará durante el día, pero advirtió de que sería "muy limitada".

El Reino Unido, uno de los países europeos más castigados por la pandemia, con casi 129.000 muertes, se enfrenta a una nueva ola de casos debidos a la variante Delta del coronavirus, mucho más contagiosa que las precedentes.

No obstante, el ejecutivo de Boris Johnson levantó el lunes casi todas las restricciones sanitarias restantes en Inglaterra, abandonando incluso el distanciamiento social y el uso obligatorio de mascarillas en el interior, confiando en su avanzada campaña de vacunación que hasta ahora ha limitado el número de hospitalizaciones y muertes.

mpa-acc/zm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario