PRÓXIMO VIVO 12:25HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER
HISTORIA DE VIDA

Sufrió quemaduras cuando era niña, es atleta olímpica y motiva a quienes pasan por eso

Cuando tenía 6 meses, una vela cayó en su cuna mientras dormía y se incendió. Según Uniquer, las quemaduras en niños aumentaron un 20% durante la pandemia.

22 de febrero de 2022, 20:28hs

Luego de 37 años, Alfonsina Maldonado, hoy técnica agropecuaria, conferencista, amazona uruguaya y atleta olímpica, entró a una unidad de quemados. Fue en Uniquer, la Unidad de Quemados y Cirugía Reconstructiva del hospital Pereira Rossell, en este caso para dar una charla motivacional.

Hablar desde la experiencia a niños y familiares fue la idea. Previo a la charla, Alfonsina respiró hondo como lo hace, dijo, cuando debe enfrentarse a un nuevo desafío. El recuerdo de 32 días en coma, decenas de cirugía y aislamiento estaban ahí.

“Fue un momento muy emotivo para mí. Muy hermoso. Ver todos los avances que hay, cómo ha cambiado, cómo ahora pueden estar acompañados, que antes no se podía. Y todos los avances que hay para que esos niños, entre tanto dolor, puedan estar ahí con un buen pasar. Que puedan mantener la sonrisa”, dijo Alfonsina.

Cuando tenía 6 meses, una vela cayó en su cuna mientras dormía y se incendió. Alfonsina sufrió quemaduras de primer grado en todo el lado izquierdo de su cuerpo.

La internación fue en el área de quemados del hospital Militar. Al séptimo día perdió su mano izquierda y hasta los 5 años estuvo internada en una sala aislada sin poder estar con su familia.

“Pensé en la importancia de ser la voz de muchos niños y bebés que no pueden hablar y, sobre todo, dar visibilidad al centro de quemados. Se necesita mucha ayuda para que estos niños estén bien, para que tengan las mejores cremas, las mejores gasas, para que tengan los mejores especialistas. Para que sus habitaciones estén repletas de amor y de sueños. Porque vas a vivir ahí muchos días, muchas horas y el dolor es desbordante, entonces tiene que haber una motivación”, compartió.

La motivación de Alfonsina fueron los caballos, y fue su cirujano, el doctor Mario Arcos, a quien ella llamaba su “ángel de la vida”, quien le hizo ver que un día podría cumplir sus sueños.

En la charla participaron médicos y una mamá con su hija en tratamiento, el resto no se animó.

La Uniquer del hospital atiende, cada mes, entre policlínica e internación, unos 1500 casos, desde bebés recién nacidos hasta adolescentes de 15 años. El 80% de las quemaduras se dan en niños menores de 5 años. Las internaciones anuales son, en promedio, de 340 niños.

El agua caliente es una de las causas que provocan más quemaduras en los pequeños menores de cinco años, afirmó Beatriz Manaro, de la unidad. La mayoría son por el termo del mate. “No son accidentes, sino descuidos”, sostuvo la médica. También aparece el agua caliente del baño como otra de las causas. La recomendación en este caso es agregar primero el agua fría.

En el interior, agregó las cocinas de campaña u ollas muy grandes también son motivo de quemaduras. Además de las ollas en general, que se ponen a calentar en hornallas de adelante con el mango para afuera.

Le siguen las situaciones derivadas de incendios y quemaduras eléctricas .

CIFRAS QUEMADOS

Durante la pandemia, los casos de quemaduras en niños aumentaron 20%.

La directora de la Uniquer destacó la importancia de cuidarse para evitar situaciones de estas características .

Las quemaduras se dividen en tres categorías y para su tratamiento, entre las cosas más importantes, está el saber cómo actuar.

“La de primer nivel es la del sol, la que queda rojita. En la segunda se forma como una ampollita y la tercera es la que es blanca y la gente dice ‘me quemé y no me duele’”, indicó la médica. Sin embargo, señaló que es de las más profundas y complicadas, y la que muchas veces requiere cirugía.

Las quemaduras van desde la superficie a lo más profundo, por lo que lo más importante, explicó, es enfriar la herida.

“Siempre poner bajo agua fría”, indicó y destacó que no hay que poner cremas, aloe, clara de huevo o pasta dental como en muchas ocasiones se hace.

“Si tiene ropa sacarla. Si la ropa está pegada, no arrancarla, e ir a un centro asistencial”, añadió.

En busca de prevenir las quemaduras, desde la Unidad se creó el libro “Luna, te cuento mi historia de niña quemada”.

El libro fue repartido entre los niños que se vacunaron contra el covid-19 en el Pereira Rossell.

Ahora se está en procura de nuevos apoyos para una segunda edición que pueda ser distribuida entre los CAIF.

LIBRO UNIQUER NUEVA

JUEGOS OLÍMPICOS

Alfonsina ya es una atleta olímpica. Participó en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y ahora va por los Olímpicos y Paralímpicos que se realizarán en el 2024 en Francia.

“Decidí agarrar nuevamente mis maletas para irme, representar a Uruguay en los próximos juegos de París, pero esta vez no como una chica que sueña, sino como una deportista que se quiere ganar una medalla, y esta medalla se la quiere dedicar a sus doctores y a los doctores que salvan tantas vidas, para mí son los verdaderos olímpicos”, contó Alfonsina.

Alfonsina se prepara fuerte, y está decidida a mover el mundo para conseguir los sponsors que le permitan ir a París. Los juegos se desarrollarán entre el 26 de julio y el 11 de agosto de 2024, en esa ciudad.

ALFONSINA JUEGOS OLIMPICOS

Dejá tu comentario