PolíticaJorge Menéndez | Tabaré Vázquez | Ejército

Socialistas piden explicación a Vázquez sobre el pedido de renuncia a Menéndez

El exministro murió la pasada semana. En sus últimos días debió salir a aclarar hechos que comprometieron su gestión en Defensa

El Partido Socialista pedirá explicaciones al presidente Tabaré Vázquez sobre el pedido de renuncia al exministro de Defensa, Jorge Ménendez, en medio de la crisis por la actas del tribunal militar.

El PS, que fuera el partido de Tabaré Vázquez hast hace pocos años, quiere que su sceretario general Gonzalo Civila se reúna con el primer mandatario para hablar del tema.

la decisión fue adoptada por el Comité Central del Partido Socialista.

El domingo 7, Civila leyó una carta que le habían entregado los integrantes d ela departamental de Durazno, un lugar en el que Menéndez estuvo muchos años radicado. De hecho fue edil y diputado por ese distrito.

En esa carta solicitaban la renuncia del secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma por su papel en el manejo de las actas.

El comité central debatió sobre este punto y concluyó que no era el momento. Sí se decidió pedirle explicaciones Vázquez.

En las actas en ningún momento el Ejército concluye que mucho del material sensible afecten el honor del ejército. Pero por alguna razón se mantuvieron ocultas más tiempo del deseado, cuando en realidad el gobierno debería haber presentado el expediente como pruebas ante la justicia.

Menéndez fue diagnosticado con cáncer de páncreas y su enfermedad se agravó a mediados de febrero.

El jerarca había presentado renuncia a su cargo, según dijeron allegados a él pocos días antes de morir. Vàzquez en ese momento no le aceptó la renuncia.

Luego una serie de hechos llevaron al presidente a descabezar el Ministerio de Defensa con la salida de Menéndez y su subsecretario, Daniel Montiel, representante del MPP.

Para entonces Vázquez ya había destituido al excomandante Manini R´íos y diez días después lo haría con su sucesor, José Antonio González, quien había integrado el tribunal de honor y había suscrito su polémico fallo.

A mediados de febrero ya eran días turbulentos en las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Ejército. Ya circulaba en el Ministerio de Defensa el expediente de los tribunales militar y de alzada que contenían material relevante y delicado.

Paralelamente estaba la situación del excomandante Guido Manini Rios, quien ya había expresado al ministro Menéndez su intención de reunirse con el presidente.

De esa reunión saldría con el pase a retiro, algo que por edad iba a suceder en el año 2020.

Manini irritó a Vázquez: fue a presentarle una carta en la que emitía duras acusaciones contra el Poder Judicial.

El militar se quejó de la "actitud vengativa" de jueces y fiscales contra oficiales y personal subalterno bajo sospecha de cometer delitos durante la guerra sucia y la posterior dictadura militar, hechos que sucedieron "hace más de 40 años".

Manini señaló nueve casos en concreto, entre ellos el de un sargento que fue procesado con prisión por "abuso de funciones" contra un detenido, un delito que hoy es excarcelable.

Días después el diario El Observador publicó parte de los contenidos de las actas de Tribunal Militar en la que se narran crímenes de lesa humanidad.

Entre los hechos más destacados se cuenta la confesión del excoronel José Nino Gavazzo, quien se declaró único autor del asesinato y posterior intento de desaparición del cadáver del militante Roberto "Tito" Gomensoro Josman.

El presidente Vázquez admitió que no había leído las actas. Simplemente homologó las conclusiones.

Nadie le había informado de los hechos que allí se narran.

Entonces comenzó la tensión entre Toma y Menéndez, quien por entonces ya se encontraba en cuidados paliativos.

De las declaraciones del secretario de presidencia surgía la responsabilidad del mando en el Ministerio de Defensa.

En sus últimas horas de vida, Menéndez escribió una carta explicando la situación y expuso a Toma.

Dijo que se presentó ante el número dos de la Torre Ejecutivo junto a dos abogados del ministerio, y le dio la información que debía llevarse a la justicia penal.

Toma no pudo desmentir esa información al ser consultado por El País.

La salida de Menéndez y la incómoda situación que se generó llevó a la familia del fallecido ministro a rechazar los honores de ministro de Estado.

Según dijeron a Subrayado, el propio Menéndez solicitó a su familia no aceptar tal distinción.

El velatorio y entierro en Durazno, contó con la presencia de algunos ministros como el canciller Nin Novoa o Víctor Rossi -de Transporte y Obras públicas-, y estuvo allí el expresidente José Mujica.

Ante la ausencia del presidente Tabaré Vázquez, Mujica dijo: "cada uno sabe lo que tiene que hacer".

Dejá tu comentario