CONFLICTO

Sindicato acusa al presidente de INAU de intransigente y Abdala afirma que "diálogo hay siempre"

Los trabajadores del instituto realizan un paro de 24 horas con afectación en el funcionamiento de los CAIF, clubes de niños y centros juveniles.

13 de octubre de 2022, 14:56hs

El sindicato de trabajadores del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) realiza este jueves un paro de 24 horas que afecta el funcionamiento de los CAIF, clubes de niños y centros juveniles.

Los trabajadores marcharon desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social hasta las oficinas del INAU en Ciudad Vieja. “Este conflicto es la crónica de un conflicto innecesario”, dijo a Subrayado el integrante del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep), Sergio Sommaruga.

Desde el gremio, acusan al directorio del instituto de intransigente y de falta de voluntad política.

“Hay un conjunto de derechos laborales y salariales legítimos que vienen intentando ser dirimidos a través de la negociación y el diálogo, y en función de la intransigencia del directorio de INAU, particularmente del presidente, no hemos logrado generar escenarios razonables para resolver temas tan importantes como la postergación salarial, el derecho a la formación profesional, el pago de un plus salarial para las personas que se reciben, y también la estabilidad laboral de los equipos socioeducativos”, afirmó Sommaruga.

En relación a la gestión de los centros, el sindicalista sostuvo que los centros CAIF, los clubes de niños y centros juveniles dependen de INAU institucionalmente y el instituto terceriza su gestión en oenegés, dota de presupuesto, establece la normativa, y ejerce el liderazgo pedagógico.

El gremio asegura que le propuso al INAU que con el descuento de la jornada de paro se entregaran tiques alimentación y que los trabajadores se encargaban de la distribución, pero sostienen que no obtuvieron respuesta de las autoridades.

En tanto, el presidente del INAU, Pablo Abdala, afirmó que “diálogo hay siempre y con todo el mundo”.

Si bien calificó las medidas gremiales y las reivindicaciones sindicales como legítimas, rechazó que se ejerzan con violencia. Dijo que fue ocupada la sede central del INAU y empapelaron las paredes. “Pero, que sin ninguna duda se ejerció violencia a la hora de plantear estas reivindicaciones es absolutamente incuestionable”, sostuvo.

Según Abdala, “estamos frente a un conflicto que, en tal caso, es superficial e inconducente, porque está mal planteado, mal dirigido”. Recomendó al sindicato plantear las reivindicaciones en el Ministerio de Trabajo y en el ámbito de los Consejos de Salarios.

ABDALA INAU

Dejá tu comentario