Señalan a “Manolo” como responsable de más de 10 homicidios

Comenzó a delinquir a los 13 años, ahora tiene 26 y 22 anotaciones policiales. Se fugó del INAU y estuvo preso como mayor por drogas.

19 de febrero de 2016, 19:05hs

 

El principal sospechoso de los múltiples homicidios en Casabó y en Solymar es un peso pesado del mundo delictivo apodado “Manolo”.

Walter Horacio Alfonso Linares, alias “el Manolo”, tiene 26 años y es un peligroso delincuente que opera con drogas en las zonas del Cerro y Casabó.

Su prontuario se remonta al 2003, cuando tenía 13 años. Allí tuvo su primer ingreso a dependencias policiales por “amenazas”, según el legajo al que accedió Subrayado.

Desde entonces registra 22 anotaciones policiales por distintos hechos delictivos, siendo indagado por homicidios, rapiñas, hurtos, lesiones personales y tenencia de drogas y armas.

Como menor se le iniciaron dos procedimientos vinculados a rapiñas. La última vez que fue ingresado en dependencias del INAU se fugó al mes siguiente.

Como mayor fue procesado el 25 de octubre de 2014 tras allanamientos realizados por la Policía en Casabó. Le encontraron armas y drogas. En menos de un año, recuperó la libertad.

Más allá de sus antecedentes, la Policía cree que se trata de un delincuente pesado e inteligente en sus movimientos.

Prueba de esto es que estuvo indagado en 22 oportunidades y tuvo solo dos ingresos al INAU y un procesamiento como mayor.

Fuentes policiales dijeron a Subrayado que junto al delincuente apodado “el Tulita” -también detenido en las últimas horas- son responsables de al menos 10 homicidios.

Esas muertes no fueron ejecutadas directamente por ellos sino a través de sicarios o “perros” como se dice en la jerga, que ejecutaban los crímenes por encargo a cambio de droga y dinero.

Sus principales ejecutores eran dos hermanos apodados “el Dibu” y “el Rey”. Estos sicarios fueron arrestados en diciembre de 2014 tras herir por error a una niña de cuatro años en el abdomen.

Con “el Manolo” preso y “el Dibu” y “el Rey” procesados, la ola de homicidios y crímenes por encargo en Casabó tuvo un respiro hasta que el “zar” del barrio recobró la libertad y allí comenzó otra vez la escalada de violencia.

La Policía detuvo a “el Manolo” y “el Tulita” el jueves en el marco de una investigación por el doble homicidio de Casabó (un hombre y su sobrino de 15 meses).

En el Ministerio del Interior aseguran que ambos tienen vinculación con el caso de Solymar, donde sicarios mataron a una pareja de paraguayos y su camioneta, ya sin control, atropelló a una adolescente que caminaba por el lugar.

Dejá tu comentario