Política justicia | Cabildo Abierto | lesa humanidad

Senador de Cabildo Abierto cuestionó procesamiento de militar que mató a tupamaro

Raúl Lozano habló de "persecución ideológica de venganza, que nada tiene que ver con Justicia". Dijo que su sector "no se iba a quedar callado".

Cabildo Abierto cuestionó a la Justicia por el procesamiento del exsoldado que en 1972 mató al militante tupamaro Nelson Berreta.

El senador del sector, Raúl Lozano, dijo en la sesión de este martes en el Parlamento que “el juez competente de la época dispuso la clausura de las investigaciones”.

Recordó que “pasaron 48 años de esos tristes sucesos. Se reabre el caso y la jueza, a pedido del fiscal (Ricardo) Perciballe, procesa con prisión al otrora joven soldado sin tenerse en cuenta el plazo máximo de prescripción de 20 años, previsto para los delitos más graves en el artículo 117 del nuestro Código Penal”.

“El fiscal opina (que) se trata de un delito de lesa humanidad y se ordena detener a aquel humilde ciudadano, oriundo del interior, del departamento de Cerro Largo, que es ahora un retirado militar con muchos años más”, afirmó Lozano.

Y agregó: “hoy es un septuagenario, que sigue siendo pobre y que se llama Leonardo Vidal, que vive con su humilde familia en el asentamiento Los reyes, que está enfermo, que fue operado hace pocos años de cáncer y se le postergó debido al Covid-19 una nueva intervención quirúrgica”.

“Se procesa con prisión a este frágil y enfermo viejo soldado, que cumplió con su deber. En 1972, en nuestro país vivíamos en democracia, en un Estado de Derecho. Entonces, cabe preguntarnos ¿cuáles son los delitos de lesa humanidad?”, interrogó el legislador.

Lozano recordó palabras del ministro de Defensa Nacional, Javier García, y se preguntó “qué puede razonar un soldado si sabe que cumpliendo una orden que le da el Estado, que le dan sus jerarquías, el día de mañana termina siendo juzgado y preso”.

“Es acaso eso Justicia. Es el Estado de Derecho que queremos. Los legisladores podemos permanecer callados con un silencio cómplice, sumisamente permitiendo esta clara persecución ideológica de venganza, que nada tiene que ver con Justicia”, se preguntó el senador.

“No, señora presidente (en alusión a Beatriz Argimón), no nos quedaremos callados, deberemos estudiar, analizar y modificar las leyes, organismos e institutos que consienten este tipo de atropellos y violaciones a los derechos humanos”, acotó.

Dejá tu comentario