Se viene una trilogía de literatura pornográfica "para madres"

El mercado editorial no descansa y busca clientela en sitios poco explorados. ¿De qué trata la saga "Las sombras de Grey", best seller en los Estados Unidos

 

Era hasta ahora un mercado casi inexplorado: el de la novela erótica para mamás.

'Cincuenta sombras de Grey' ('Fifty Shades of Grey') es un boom en los Estados Unidos y comienza a ser mirado con asombro por el resto de los países desarrollados.

La última bomba editorial ha vendido en sólo tres meses más de 10 millones de ejemplares.

La novela cuenta el romance entre una ingenua estudiante de literatura, Anastasia Steele, y un oscuro magnate, Christian Gre, cuenta en su edición de hoy el diario El Mundo.

¿El secreto de tanto escándalo? La prosa convincente Erica Leonard James, una británica de 48 años, enloquece con sus escenas de sexo explícito, sadomasoquismo y fantasías sexuales.

Pronto Mondadori lanzará su versión en español y casi de seguro podrá verse en librerías uruguayas.

Como la vida imita al arte, las tórridas escenas eróticas ya han tenido un correlato con la realidad, a tal punto que es debate público entre mujeres que, después de la maternidad, comienzan a reivindicar sus fantasías, deseos, para salirse de lo que se espera de ellas en los esquemas axiológicos tradicionales.

Antonio Boliches, vocal de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS), señaló que los libros son una de las herramientas que pueden mejorar la libido en caso de inhibición del deseo sexual.

En el género también está el gusto. La lectura de literatura erótica es mucho más estimulante para las mujeres, mientras que los hombres prefieren la estimulación visual.

De hecho, la novela en cuestión tiene un ingrediente netamente femenino que parece beneficiar especialmente a las lectoras, asegura la crónica de El Mundo.

"Las mujeres pasan por una etapa en la que son más madres que compañeras sexuales", explica Boliches, autor de 'El sexo sabio'.

"La maternidad, explica, actúa como un inhibidor natural del deseo sexual debido a la inhibición de una hormona, la prolactina", agregó.

Según dijo el experto, existen además otros inhibidores sexuales que no son fisiológicos, sino situacionales, como el "estrés o las preocupaciones".

'Cincuenta sombras de Grey' es la primera parte de una trilogía que continuará con 'Cincuenta sombras más oscuras' y 'Cincuenta sombras liberadas'.

Según consigna el diario El Mundo,  la editorial Mondadori informa en su página web que los derechos de traducción se vendieron ya en cuarenta países, mientras que empresas como Universal Pictures y Focus Features compraron los derechos cinematográficos de la obra.

Dejá tu comentario