Sociedad pandemia | ollas populares | emergencia sanitaria

Se sirvieron casi 8 millones de platos en ollas y merenderos populares entre marzo y julio

El aporte es equivalente a 11,5 millones de dólares, según un informe de estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales junto con técnicos de AEBU.

Un grupo de estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República y tres técnicos de AEBU presentaron el primer informe de un estudio que hicieron sobre el fenómeno de las ollas y merenderos populares que ocurrió en el país desde que se desató la pandemia en marzo.

Según publica este jueves el semanario Búsqueda, la iniciativa surgió después de que AEBU decidiera hacer su propia olla popular y apoyara a otras organizadas por el PIT-CNT.

El secretario general de AEBU, Fernando Gambera, dijo a Búsqueda que en el transcurso se dieron cuenta de que el fenómeno era mucho más amplio de lo que habían pensado y consideraron que era bueno que la academia lo estudiara, así que convocaron a la Facultad de Ciencias Sociales.

El grupo de trabajo llegó a registrar 687 experiencias entre ollas populares y merenderos y entrevistaron a 433, lo que equivale el 63 %.

Observaron que, en promedio, en las ollas se sirven 180 porciones diarias y en los merenderos 124.

En el período que va desde mediados de marzo hasta finales de julio estimaron que entre los dos sistemas de alimentación se sirvieron 7.960.000 platos y que el pico más alto se dio entre abril y mayo.

Del trabajo, surge que el principal motor de las ollas y los merenderos son los vecinos, el 43 %, en segundo lugar las experiencias familiares, que representan el 15 %, los clubes deportivos con un 11 %, en cuarto lugar se ubican las ollas y merenderos con años de funcionamiento previo, con el 7 %, luego las experiencias sindicales, que son el 5,5 % y el restante 18.5 % se reparte entre comercios locales, colectivos de militancia social, cooperativas de vivienda, instituciones religiosas y ONG.

En cuanto al costo, los investigadores y técnicos que hicieron este estudio estimaron que cada porción en una olla vale 46 pesos y en los merenderos 20 pesos. Es así que llegan a la conclusión de que, el esfuerzo económico de estas iniciativas implicó una suma aproximada de 312 millones de pesos.

Dejá tu comentario