Nacional

Se fue de vacaciones y dejó a su pez en el hall para que lo cuiden vecinos

Lo dejó con comida y una planilla para indicar cuando lo alimentaban.

Una mujer de Madrid se fue de vacaciones y como no podía llevarse a su pez dorado con ella lo dejó en el hall de su edificio apelando a la buena voluntad de sus vecinos.

Además de la pecera y alimentos, la vecina dejó una nota donde pedía ayuda y una planilla para ir anotando cuando era alimentado.

En la nota decía "¡Hola vecinos! Me voy unos días de vacaciones y no me dejan llevar a Pesesín. Necesito vuestra ayuda para que le deis de comer (sólo se le debe echar una vez al día). Dejo comida y un cuadro para saber cuándo comió. Muchas gracias".

Incluso algunos vecinos han dejado sus propias notas: "Se le cambió el agua a Pesesín el lunes 3 y mientras tanto estuvo nadando un poco en el lavabo (1ºD) Pásalo estupendo" o "Agua cambiada. Viernes 7". 

Esta historia se viralizó en las redes sociales rápidamente. Al regresar de sus vacaciones la dueña de "Pesesín" agradeció los cuidados.  

Dejá tu comentario