pandemia

Se avizora nuevo recorte de tasas en Brasil para paliar la crisis global

El Banco Central de Brasil (BCB) ya señaló que ante la gravedad de la crisis sanitaria mundial está dispuesto a recortar el miércoles su tasa básica, actualmente en un mínimo histórico de 4,25%, pese a haberse inclinado en febrero por cerrar un ciclo de cinco reducciones.

17 de marzo de 2020, 08:16hs

El Banco Central de Brasil (BCB) ya señaló que ante la gravedad de la crisis sanitaria mundial está dispuesto a recortar el miércoles su tasa básica, actualmente en un mínimo histórico de 4,25%, pese a haberse inclinado en febrero por cerrar un ciclo de cinco reducciones.

La expectativa del mercado es de un recorte de 0,25 puntos porcentuales (a 4%), completado con otro similar antes de fin de año, según la última encuesta semanal Focus realizada por el BCB.

Pero 20 de los 60 analistas consultados por el diario económico valor creen que el recorte del miércoles será de 0,5 puntos porcentuales, a 3,75%.

El BCB seguiría así la política de otros bancos centrales para alentar la inversión y el consumo ante el parate mundial provocado por la pandemia de nuevo coronavirus. La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos redujo el domingo su tasa en un punto porcentual, para ubicarla en un rango de 0 a 0,25%.

Pero los brasileños saben que los efectos de esas medidas no son inmediatos.

"No serán los movimientos del BCB con las tasas que sacarán a Brasil de esta grave crisis. Desde 2016, las tasas cayeron 10 puntos porcentuales [estaban en 14,25%], pero las inversiones no volvieron con fuerza", afirma Marcel Balassiano, investigador del área de Economía Aplicada de la Fundación Getúlio Vargas (FGV-Ibre).

"Hay mucha incertidumbre aún, no sabemos cuánto va a durar esta crisis", añade.

- Sin medidas fiscales -

Balassiano aclara que sus cuestionamientos no apuntan a terminar con el "techo de gastos", que desde 2016 limita el aumento de los presupuestos al de la inflación.

"No estoy contra el techo de gastos. Sacar ahora ese instrumento podría tener consecuencias negativas para el futuro", advierte.

El economista André Perfeito, de la consultora Necton, no ve en cambio "nada deshonroso" en una perforación del techo, porque "la crisis tendrá inevitablemente un costo fiscal".

Guedes anunció el lunes una inyección de 147.300 millones de reales (USD 29.500 millones) en la economía en los próximos tres meses para mitigar los efectos del nuevo coronavirus, con iniciativas como la anticipación de aguinaldos y de pensiones a los jubilados o la ampliación del programa que transfiere recursos a familias de bajos ingresos.

La crisis sanitaria mundial asestó un duro golpe a las expectativas de Guedes y del presidente Jair Bolsonaro de un repunte económico en 2020, después del decepcionante resultado de 2019 (+1,1%).

El gobierno rebajó su previsión de 2,4% a 2,1%, pero el mercado proyecta solo 1,68% y algunos bancos y analistas la sitúan en torno a 1,3%.

A la degradación de activos (la Bolsa de Sao Paulo cayó un 40% desde el 23 de enero, con el inicio de la crisis) se suma la depreciación de un 25% del real frente al dólar desde comienzos del año.

En su última reunión el 5 de febrero, el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB indicó que "a pesar del reciente aumento de las incertidumbres", consideraba "adecuada la interrupción del proceso de flexibilización monetaria" iniciado en julio de 2019.

Pero el 3 de marzo, cuando la crisis paralizaba China, Italia y se extendía a otros países de Europa y Estados Unidos, la institución monetaria señaló que estaba dispuesta a estudiar una nueva rebaja de la tasa Selic, dado "el impacto de la desaceleración global".

La próxima reunión del Copom será el 6 de mayo.

js/yow

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario