Nacional

"Se acabó la venganza", dijo "Pajarito" Silveira por la Caducidad

El exagente de la dictadura dijo que el fallo de la Suprema Corte "fue lógico" y recordó que la ciudadanía ratificó "dos veces" la ley aprobada en 1986

Jorge “Pajarito” Silveira, uno de los hombres-símbolos de la dictadura militar, fue el primero en reaccionar en forma pública ante la decisión de la Suprema Corte de Justicia de rechazar la Ley Interpretativa de la Caducidad.

“Se acabo la venganza”, dijo Silveira, desde su lugar de reclusión, la Unidad Nº 8 de Domingo Arena, que comparte junto a una veintena de expolicías y militares.

“Pajarito” fue integrante del grupo Operación Comando Antisubversivo (OCOA) y está procesado por la desaparción y muerte de María Claudia Irureta Goyena de Gelman y por el “segundo vuelo de la muerte”.

“Primó la lógica”, dijo Silveira en declaraciones al diario La República y criticó la movilización que este lunes se realizará frente a la Suprema Corte de Justicia: “Van a hacer una manifestación porque el pueblo está en contra de lo que hizo la Corte. Y el pueblo, la mayoría del pueblo, es el que ratificó dos veces con los votos”, señaló.

El expolicía dijo que no hubo mayores repercusiones en la cárcel de Domingo Arena, ya que la decisión del máximo órgano judicial no hacer caer ninguna de las causas de presos que s encuentran alojados en ese establecimiento.

“Nos tienen presos a nosotros, que se queden contentos”, comentó.

La nota de La República cuenta que en los últimos meses algunos de los presos han sido internados por cuestiones de salud. En esa lista estuvo el general Miguel Dalmao -el único oficial en actividad procesado por delitos cometidos en dictadura-, José Gavazzo, Gilberto Vázquez y Ernesto Ramas.

Hay otros tres agentes de la dictadura recluidos en la Guardia de Coraceros.

Desde hace un tiempo trascendió que la relación entre los procesados no era la mejor. Las tensiones existentes entre oficiales como el ex presidente Gregorio Álvarez y José Gavazzo se extendieron a otros integrantes de las Fuerzas Conjuntas.

Gavazzo y Álvarez mantenían diferencias desde los tiempos del proceso cívico-militar. El expresidente de facto responsabilizó al oficial de inteligencia de conspirar en su contra a través de una publicación denominada “El Talero” en 1982. El hecho derivó en un enfrentamiento personal -Álvarez agredió a Gavazzo con una fusta- y en el pase a retiro del oficial de menor rango.

Dejá tu comentario