PolíticaJuan Sartori | Partido Nacional

Sartori presentó su precandidatura a la Presidencia en la casa del Partido Nacional

Fue recibido por Beatriz Argimón. Su carrera electoral no será sencilla: ya hay sectores que quieren que pase por el Tribunal de Ética.

Este viernes el empresario Juan Sartori se presentó formalmente ante la presidenta del directorio del Partido Nacional Beatriz Argimón para anunciar su precandidatura presidencial.

El inversionista, de 37 años, llegó acompañado de Alem García, el dirigente blanco que le facilitó su agrupación para poder competir en la interna blanca.

"Todo por el pueblo" es el nombre del grupo que impulsará su candidatura.

Sartori-con-Argimon-en-la-casa-del-partido-nacional-2.jpg

Pese a no tener militancia en el sector, Sartori eligió el Partido Nacional como lema para su campaña política y participará de las internas en junio de 2019.

La candidatura de Sartori es apadrinada también por Oscar Costa, quien fuera candidato a diputado por los blancos en las elecciones anteriores.

Costa es un militar retirado, ingeniero y empresario rural que ha sido su principal aliado en el capítulo uruguayo de Unión Agriculture Group, una corporación creada en 2007 que invirtió 500 millones de dólares en menos de una década en sectores dispares de ganadería y agroindustrias.

UAG protagonizó una de las más importantes transacciones de la historia del agro uruguayo; la compra de El Tejar en casi 200 millones de dólares.

El grupo granelero argentino se mudó a Brasil cuando comenzó la desaceleración de los precios de los commodities.

Sartori tiene una vida intensa fuera de Uruguay: vive parte del mes en Europa, otra parte en Estados Unidos y Canadá, y otra parte en América Latina. Tiene tres hijos con Ekaterina Ribolovleva, hija de un magnate ruso, actual propietario del club Mónaco.

El casamiento fue en la legendaria isla Skorpios, que fuera propiedad de la familia Onassis.

Seguramente a su influencia hace poco el uruguayo compró el club de fútbol Sunderland de Inglaterra.

A pesar del alto perfil, es una persona prácticamente desconocida en Uruguay. Se fue a los 12 años siguiendo la carrera universitaria de su madre.

La familia -también conformada por una hermana- se radicó en Suiza, donde Sartori cursó sus estudios. Luego realizó cursos en Harvard.

Comenzó a hacer negocios muy joven. Se especializó en la captación de fondos de inversión. En la primera década del siglo aprovechó el alza de los precios de las materias primas para conseguir capitales para la región.

Si bien no está oficialmente confirmada la candidatura, hay dirigentes que piden que el caso de Sartori sea estudiado por el comité de ética del partido antes de dar autorización.

Uno de los que más ha criticado esta incorporación es el diputado Jorge Gandini. Los cuestionamientos llegan, sobre todo, por su rol como empresario.

En los últimos meses UAG tuvo problemas financieros y Sartori fue apartado de rol como presidente.

En los medios trascendió la deuda de su empresa con el Banco República. La misma fue refinanciada

Este jueves, el semanario Búsqueda dedicó un amplio informe a las críticas que formulan a Sartori algunos socios y exsocios internacionales.

Se da cuenta de las actividades de lobby que realiza a nivel nacional e internacional. Para abrir los mercados de Oriente, su empresa pagó los servicios del expremier británico Tony Blair, señala el informe.

Búsqueda menciona la relación del grupo de Sartori con el exprosecretario de Presidencia Diego Cánepa, quien fue vicepresidente de estrategia y desarrollo global de la empresa en Europa y Canadá en 2017.

Una empresa de Sartori, International Cannabis Corporation (ICC), ganó una de las dos habilitaciones. Poco después, Cánepa dejó el gobierno y se incorporó a una de sus empresas en Londres.

Esta compañía fue adquirida en 2018 por la canadiense Aurora en una transacción estimada en 220 millones de dólares.

El informe también menciona el contrato como asesor estratégico y de gestión de crisis de Ernesto Kreimerman, hermano de quien fuera ministro de Industria durante el gobierno de José Mujica.

Kreimerman militó en el Frente Amplio, fue presidente del Comité Central israelita, trabajó como periodista en varios medios y actualmente es director de TNU.

Dejá tu comentario