Política Sanguinetti | LUC

Sanguinetti: si la comisión pro-referéndum no alcanzara las firmas "sería un papelón inconmensurable"

El expresidente señala que el descarte de la Corte Electoral puede ser "una expresión gigantesca de la pretensión fraudulenta"

En su columna de "Correo de los Viernes" Sanguinetti pide salir a defender la LUC desde y evitar que un eventual referéndum sea una "gran encuesta sobre el gobierno: a favor o en contra".

El líder colorado, principal aliado del presidente Luis Lacalle Pou, escribió: "La oposición frentista, que se lanzó contra la LUC en un movimiento reflejo de su clásica actitud de gimnasia política, ha logrado abrir un nuevo frente de batalla. Con gran publicidad y movilización de medios, engañando y confundiendo, hasta pretendiendo que una ley democrática de un gobierno democrático se emparentaba con la dictadura, parecen haber llegado al número necesario de firmas para provocar la consulta popular.

Y agregó ante un eventual fracaso de la campaña de firmas: "Han presentado tal cantidad que de ser el descarte tan fuerte como para que no alcanzaran, sería un papelón inconmensurable, una expresión gigantesca de la pretensión fraudulenta. Partamos, entonces, de la base de que las firmas están y que hay que actuar en consecuencia. En una palabra, asumir que tenemos por delante un desafío mayor para el gobierno y la sociedad uruguaya".

Para Sanguinetti "sería muy conveniente que la revisión de las firmas y la eventual convocatoria al referendum se hiciera este año".

No obstante dijo, "todo indica que lo más probable es que recién el año que viene, pasado el verano, estaríamos ante la definición".

Al exmandatario no le gusta la idea de que el referéndum opere como "las discutidas elecciones de mediano término" que se emplea en determinados pa´´ises y que operan como "una gran encuesta sobre el gobierno: a favor o en contra".

Se hace imprescindible desde ya, por lo tanto, entender que esta ley es una suerte de programa de gobierno, que ya viene dando resultados y sería nefasto revertir", explicó.

En ese sentido destaca los avances que la ley permitió en seguridad ciudadana y educación, y lo que implicaría la derogación de artículos que fueron aprobados en un periodo democrático.

"Es el caso de la seguridad ciudadana. No hemos caído en ninguna situación autoritaria como se anunciaba, sino que, por el contrario, estamos viendo más patrullajes, más prevención y una persecución al narcotráfico que se había adueñado del país. Es evidente que bajo la conducción de Larrañaga y con el aliento de esta herramienta legal, las fuerzas policiales crecieron en presencia y eficacia", dijo Sanguinetti y citó las cifras del Observatorio de Criminalidad del semestre.

"¿Está mal que se castigue, con prudencia como ha ocurrido, la resistencia al arresto? ¿Está mal que se pueda registrar un vehículo? ¿No es sano y lógico presumir que -salvo prueba en contrario- el policía actúa conforme a la ley y no seguir, como pasaba, que el agente que disparó era tan sospechoso como el delincuente? ¿No es legítima defensa que el modesto comerciante de barrio, una de las víctimas más comunes, se defienda del asalto a su negocio para robarle el fruto de su trabajo? Estas normas son fundamentales, por sí mismas y por lo que ya han representado como apoyo moral y psicológico a las fuerzas del orden.".

Sobre la educación, Sanguinetti puso como ejemplo la defensa del Plan Nacional de Educación.

."¿Podemos imaginar lo que sería reimplantar un Consejo de Secundaria, con la Fenapes adentro?, e preguntó.

"En el Codicen están representados los profesores por dos miembros electos por ellos, como hasta hace poco lo fue el propio Presidente Dr. Robert Silva. No se ha silenciado la voz docente ni se desconoce su opinión. Por el contrario, está donde importa y no en una administración a la que tergiversaron con su abuso. Esa situación no daba para más. Había que rescatar para el Estado la capacidad de administrar y gobernar un servicio de tanta importancia", escribió

Embed

Dejá tu comentario