Deportes

Rodrigo Amaral deja Nacional para entrenarse solo para el Mundial Sub20

El campeón se va a Maldonado con un entrenador personal. Fonseca pagó rescisión y Nacional pide "piso" de US$ 3 millones en caso de venta

El capitán de la Sub20 campeona sudamericana, Rodrigo Amaral, no jugará más en Nacional por decisión de su representante Daniel Fonseca.

El empresario pago la rescisión de contrato. Amaral, con pocos minutos en su exequipo, se entrenará con el objetivo de jugar el Mundial juvenil de Corea y luego incorporarse a un equipo del exterior.

Amaral fue goleador y figura del equipo, y es uno de los jugadores que ha despertado interés de clubes importantes.

Pese a no jugar mucho en el último año en primera, su gran desempeño en el torneo de Ecuador ha elevado su cotización de manera importante. En el pasado Uruguayo Especial apenas jugó 18 minutos.

Los precios de los campeones se han disparado. No sólo es el caso de Amaral, sino también del segundo capitán, el volante de Liverpool Nicolás de la Cruz, cuyo club lo tasó en 14 millones de dólares.

El jugador tiene unas condiciones extraordinarias, pero también padece problemas de sobrepeso que dificultan su adaptación a la alta competencia. De hecho, el entrenador Coito utilizó al delantero haciéndolo alternar con otros jugadores durante todo el torneo.

El entrenador Martín Lasarte reconoció que el jugador no fue utilizado la temporada anterior, en parte por estos problemas físicos, y en parte porque en el puesto había jugadores en rodaje como Lozano, Viudez o Ligüera.

Lasarte dijo que, de algún modo, esta decisión favoreció a la selección Sub-20, que lo acondicionó para llegar al Sudamericano de la mejor manera.

El entrenador comentó que el jugador tiene el talento para llegar a la alta competencia, aunque debe estar bajo dieta y con un trabajo físico especial.

"Tiene un problema genético en el que hay que trabajar. En gran parte depende de él. Y en parte depende del cuerpo técnico ayudarlo", dijo el DT.

El acuerdo suscrito entre directiva de Nacional y el representante, desconcertó al cuerpo técnico, que pensaba contar con él. 

Lasarte mostró su disconformidad con la ausencia: “No entiendo la situación de Rodrigo Amaral. Si tiene contrato, tiene que venir a entrenar hasta que resuelva la situación”, señaló en el programa Fútbol y Compañía de FM Del Sol.

Esta semana volvieron a Los Céspedes el resto de los campeones sudamericanos: los zagueros Rogel y Viñas, y el lateral Mathías Olivera.

El caso de Olivera también es significativo, porque hace pocas semanas Fonseca compró su ficha. El jugador pertenece ahora a Atenas de San Carlos y está a préstamo en Nacional a la espera de una transferencia internacional.

Dejá tu comentario