Política Secundaria | Slamovitz

Reabren expediente a vicepresidente del gremio de Secundaria por horas no trabajadas

El expediente abierto a Marcel Slamovitz corresponde a 250 horas solicitadas en los años 2016 y 2017, y se reactivó a pedido del diputado colorado Felipe Schipani

Secundaria abrirá una nueva investigación al dirigente sindical de Fenapes Marcel Slamovitz, quien presentó certificados para justificar inasistencias 250 horas de clase basado en un artículo del estatuto docente que supuestamente da esa atribución a dirigentes gremiales.

Hubo otro expediente que fue abierto y poco después cerrado en el año 2017.

La actual directora de Secundaria, Jenifer Cherro, dijo a El País que tomó conocimiento de esta situación “a través de la prensa” y que abrirá una investigación por el tema de las inasistencias de Slamovitz.

Cherro fue citada al Parlamento por el diputado colorado Felipe Schipani, quien se mostró interesado en el caso.

“Remití el pedido al Codicen para cumplir con lo que el diputado estaba solicitando y se le envió formalmente una copia del expediente”, explicó Cherro.

Por su parte, Schipani habló del tema: “Tenía 20 horas semanales para actividad sindical, lo que te da 700 horas al año para dedicarse a lo gremial y pese a ello parece que no fueran suficientes y se tuvo que recurrir a estos mecanismos para obtener más horas”, indicó.

"Esto demuestra el desparpajo con el que se actuaba”, agregó.

El Caso Slamovitz abrió además la posibilidad de una investigación de más largo alcance y a otros dirigentes de Fenapes.

El legislador del Partido Colorado dijo que la solicitud al Codicen incluye la nómina de docentes que "hayan solicitado horas invocando el art. 70.10 y el inexistente convenio entre la CSEU y la ANEP" con un detalle de horas solicitadas, la fecha y el liceo en el que se tramitaron”.

¿QUÉ FUE LO QUE PASÓ?

La denuncia apunta a presuntas irregularidades.

Invocando convenios existentes para proteger la actividad gremial, Slamovitz solicitaba horas libres para lo cual extendía un formulario que era firmado por la directora del Liceo N°1 de San José, el lugar donde daba clases en los años 2016 y 2017.

A raíz de las ausencias del docente de historia, Fenapes extendía certificados que acreditaban que había participado en “actividades sindicales”.

Miriam Arnejo, exdirectora del centro docente, creía entonces que este mecanismo estaba ajustado a derecho.

Entre los años 2016 y 2017, el dirigente sumó 250 horas, sin contar las horas (15 semanales) que le correspondieron en 2016 por licencia gremial, las cuales fueron incrementadas a 20 horas semanales en 2017.

Ante la duda, la exdirectora del Liceo N° 1 de San José pidió el 3 de noviembre de 2016 asesoramiento al Consejo de Educación Secundaria (CES) ante la situación de Slamovitz. Ella era la que firmaba los permisos.

“No puedo incurrir en omisión, pero tampoco quiero cometer una injusticia, por eso pido que tengan la gentileza de orientar mi proceder”, señalaba Arnejo en una carta a la inspectora de Institutos y Liceos .

Armejo contó que después de firmar varios permisos a Slamovitz, se propuso buscar el citado convenio pero no lo encontró nunca.

Consultada por El País, Arnejo dijo: “Hablando mal y pronto, justifiqué porque me desayuné tarde de la situación”.

“Uno hace confianza en los compañeros de trabajo. No importa si están sindicalizados o no. El hombre (Slamovitz) me presentaba el formulario pidiendo por un convenio (de los sindicalistas y secundaria) y yo justificaba. Pero llegó un momento, en el año 2017, que yo dije voy a buscar el convenio a ver dónde está y no lo encontré nunca”.

La exdirectora del liceo de San José afirmó que los padres “vivían llamando por teléfono” y “los chiquilines reclamaban porque no tenían clase” de Historia, la materia que dicta Slamovitz.

La exjerarca dijo que este dirigente no fue la única persona que usufructuaba licencia con ese formulario” en el liceo N° 1 de San José.

“Otros compañeros sindicalizados también lo usaban. Es como que tenían una libreta de bonos y todos se beneficiaban con eso. Presentaban y una justificaba y de repente un día había cinco o seis grupos sin profesor”, recordó.

Armejo dijo que el expediente abierto en Secundaria en aquel momento fue "muy desprolijo". El mismo fue archivado, pese a la sugerencia de un informe de Jurídica.

Dejá tu comentario