ShowRuben Rada | Música

Rada repasa su etapa de candombe beat en el show "Parte de la Historia"

El espectáculo en el Teatro Solìs revisita su pasaje por el Kinto, Tótem y Opa, la etapa artísticamente más prestigiosa de su carrera

Ruben Rada se presenta esta noche, sobre las 20.30 horas en el teatro Solis con un show que atraviesa una parte importante en su carrera artística: el candombe beat.

Todo el mundo sabe que Rada es músico, es cantante, pero a nadie se le escapa (y esto incluye también a Buenos Aires) que Rada es actor, performer, animador de TV y referente social.

Fue compinche de "Los Shakers", aspirante a capocómico en Telecataplum, y atravesó los años 60 siendo un jugador todoterreno con la música como horizonte principal.

A 50 años de su primer disco solista, Rada puede decir que ha sido de todo: es el payaso infantil que cuenta las aventuras de RubenRá, el mismo de los hits bailables como "Alegre Caballero" o "Muriendo de plena", el artista comprometido de "Biafra" o "Negro", el cantante juguetón de "Las Manzanas" y finalmente el crooner experimental que le puso voz a Opa. Tótem y El Kinto.

Precisamente este último período es el foco del espectáculo que se presenta hoy bajo el título "Parte de la Historia", un hecho innegable tratándose de Rada.

Tiene más de 50 discos editados y es , junto a Jaime Roos y Eduardo Mateo, el músico popular más importante del último medio siglo.

No es casual que las bandas actuales le rindan tributo. Un caso claro es la nueva versión de "Dedos" por No Te Va Gustar, que lo pone en contacto con el público más joven.

Embed

"Parte de la Historia" revisa un momento de la vida de Rada, uno muy especial: la fusión del rock con el candombe, el ambiente psicodélico de las "Musicaciones", la libertad artística de los últimos años 60 previo a la dictadura.

Ya sea como voz líder o percusionista, Rada -que hoy tiene 75 años- ha sido fundamental para integrar en El Kinto esos mundos siguiendo la huella del mítico Mateo sincretizando Beatles, Joao Gilberto y el sonido del barrio sur, el lugar donde se crió bajo el apodo de "Zapatito".

Embed

En 1969 grabó "Rada",. que incluía "Las Manzanas", uno de los mayores éxitos de su carrera, una proeza vocal y un territorio estilístico que lo ha acompañado a lo largo de las décadas.

Embed

En 1971 fundó Totem con el que grabó dos discos: "Totem" (1971) y "Descarga" (1972).

El grupo fue puntero de lo que se dio en llamar candombe beat. Los cíiticos dicen que por entonces Rada estaba fascinado por el sonido de Carlos Santana, a quien integró en su lista de influencias.

En 1977 se integró a Opa invitado por Hugo y Osvaldo Fattoruso, y Ringo Thielman. Allí se lució con "Montevideo", "Mind Projects" y "Malísimo".

Embed

Durante las siguientes décadas Rada siguió reinventándose para vivir de su arte, aun en condiciones precarias, como él mismo ha contado.

Cuando le cerraron las puertas en Uruguay, se radicó en Argentina, y de Argentina se fue a México para escribir canciones destinadas a Tania Libertad y otros artistas del pop latino.

En los últimos años su obra se deslizó por ritmos más bailables sin que se le cayesen los anillos, reconociendo que lo experimental no quita lo lucrativo.

Cuando fue necesario hizo "Rada para niños", reflotó al cantante (y falso angloparlante) Richie Silver, siempre manteniendo su impronta de calidad y su prodigiosa voz al servicio de cada proyecto.

Tiene tres hijos artistas (el guitarrista Matías, las cantantes Lucila y Julieta) con los que hizo un disco inédito, "post-mortem", según contó, para que ellos "hagan lo que quieran", una prueba más de lo prolífico de su obra.

En los últimos años se ha dedicado a producir en su estudio de grabación, pero nunca ha dejado de subir a los escenarios.

Esta noche será uno de esos días.

Dejá tu comentario