Nacional

¿Quién es Rocco Morabito, el mafioso italiano escondido en Punta del Este?

Sus amigos le dicen "Tamunga" en alusión a un todo terreno. Dejó las cabras y montañas de Calabria para convertirse en "rey de la cocaína" en Milán.

Rocco Morabito (Africo, 13 de octubre de 1966) cometió un solo error en 25 años: anotó a su hija con su verdadero apellido en un colegio de Punta del Este.

Hasta entonces todo discurría con mucha tranquilidad en su vida.

En 2002 llegó a Uruguay, previo paso por Brasil. Y como tantos otros prófugos de la justicia internacional se escondió en Punta del este, un paraíso natural donde ser extranjero no es llamativo.

Desde entonces era Francisco Capelleto y vivía en una mansión en la zona de Beverly Hills con su familia.

View post on imgur.com
View post on imgur.com

Allí, la policía encontró armas y varias identificaciones falsas con fotos de Rocco con distintas tonalidades de piel y nombres.

Este fin de semana fue detenido en un hotel céntrico de Montevideo. Hacía unas semanas que la Policía venía siguiendo la pista.

Hacía 25 años que la Policía italiana no tenia ni una mísera foto, ni noticias de él, a quien los medios -como Corriere de la Sera- llamaban el "rey de la cocaina"

Rocco Morabito fue considerado como el miembro fugitivo más buscado de la Ndrangheta de Calabria, el grupo de delincuencia organizada más poderoso de Italia y uno de los mayores importadores de cocaína sudamericana de Europa.

Morabito era buscado desde 1994 después de que se le pagara 13.000 millones de liras (6.2 millones de euros) para importar casi una tonelada de la droga, informó el diario Corriere della Sera.

View post on imgur.com

En 1995 se emitió una orden de detención internacional con el objetivo de encontrarlo y extraditarlo a Italia, donde había sido condenado a 30 años de cárcel en su ausencia.

Morabito estaba en la lista de cinco de los criminales organizados más buscados del país. Este listado incluye al jefe del crimen siciliano Matteo Messina Denaro.

A diferencia de sus antepasados calabreses, también montados al negocio de las drogas, Morabito dejó atrás las cabras y las montañas para radicarse en Milán.

Tenía 23 años y rápidamente se mimetizó con el ambiente festivo de la ciudad. Pronto fue un hombre de moda. En poco tiempo, se hizo conocido en los principales reductos nocturnos, se vistió con los mejores diseñadores aunque no perdió su acento calabrés y las pobladas cejas que denotaban su origen sureño.

En la ciudad norteña pudo desplegar su gran carácter, el mismo por el que sus amigos lo apodaron Tamunga, un modelo todo terreno de DKW muy conocido en Italia.

Al momento de fugarse, Rocco era el hombre de confianza de su tío Domenico Antonio Mollica, otro pez gordo del clan Morabito.

Ya estaba rodeado por la Squadra Mobile de Milán y la magistrada Laura Barbaini cuando se perdió como un fantasma.

Lo único que los investigadores tenían era un registro de su voz que lo ubicaba en América del Sur, posiblemente en Brasil.

El sábado último, Interpol lo detuvo. Estaba acompañado de su esposa Paula María De Oliveira Correia, nacida en Angola hace 54 años. Tenía pasaporte portugués.

Tamunga presentó documento uruguayo, tramitado a partir de un pasaparte de Brasil.

Tenía un arma, además de dos coches, 13 teléfonos celulares y una docena de tarjetas de crédito.

View post on imgur.com
View post on imgur.com

Según Corriere de la Sera , lo hallado es un signo inconfundible de que nunca había interrumpido su actividad de dealer de gran porte, algo que sus abogados en Uruguay -Víctor Della Valle y Alejandro Balbi- niegan terminantemente.

En la provincia de Reggio Calabria de la que es originario Rocco, el 85% de la riqueza proviene del tráfico de cocaina.

Aún hoy, la 'Ndrangheta sigue teniendo un férreo control del mercado de la cocaína, aunque no es un monopolio.

Para la justicia italiana Rocco Morabito nunca se fue. Es hijo de hijo de Domenico y Carmela Morbito Modaffari.

Su registro señala que sigue viviendo en Milán en el 18 Via Bordighera.

Nunca vivió allí. En realidad vivía en en Casarile, en la frontera con la provincia de Pavía.

Su casa de la calle Carlo Alberto Dalla Chiesa, 37 fue confiscada y se ha convertido en la sede de la biblioteca municipal.

También tiene una villa en su Africo natal, una casa de tres plantas encolumnada al mejor estilo Scarface con hermosas vistas al mar, dice el diario milanés.

En los últimos años el abandono y el vandalismo ha hecho daño al lujo original.

Fue despojada de todo (mármol, azulejos, sanitarios, puertas, muebles, cables eléctricos), en espera de lo que haga el Estado con la propiedad.

Muy lejos de allí, Rocco Morabito espera.

De acuerdo con la ley uruguaya, Rocco Morabito será enviado a prisión durante tres meses acusado de coautoría de tres delitos, falsificación de cédula de identidad y de pasaportes y un delito continuado de falsificación ideológica, mientras se tramita su extradición.

 

FOTO: Rocco Morabito en Carcel Central. La foto es de la agencia Ansa.

Dejá tu comentario