Deportes

Quién es quién entre los barrabravas de Peñarol que declaran hoy ante juez

Desde hace cinco años la Policía tiene exhaustivos informes sobre las mafias que rodean al club.

Desde la hora 9, vuelven a declarar ante la justicia barra bravas y ex barra bravas de Peñarol detenidos como parte de una investigación sobre violencia en el fútbol. 

El interrogatorio está centrado ahora en la supuesta extorsión ocurrida en Los Aromos el jueves anterior al clásico. El juez Néstor Valetti y el fiscal Gilberto Rodríguez tratan de determinar el alcance de la situación.

Esta es la tercera investigación judicial desde que tuvo lugar la asonada del 17 de noviembre, previa al clásico.

Para la misma fueron citados a declarar el presidente del club Juan Pedro Damiani, el exdirector de la comisión de seguridad Julio Luis Sanguinetti, el gerente deportivo Juan Ahuntchain, y los jugadores Maximiliano Perg y Marcel Novick, entre otros.

Algunos de los detenidos están allí por haber participado en el acontecimiento, y otros como parte de una investigación más amplia.

Ahuntchain dijo que no fue un clásico "apriete" de barras, sino que fue "en buenos términos". Perg y Novick estaban allí como testigos del episodio.

En la lista están algunos referentes como "El Boli", "El Nandito", "El Pistola", "Henry", "Jorgito", "Negro Paolo", "Roberto", "Walter", entre otros.

Algunos ya han sido protagonistas de hechos consignados por la prensa.

"El Boli" fue baleado en el baño del estadio Centenario durante el partido Rampla-Peñarol.

"El Pistola" es uno de los que la Policía considera que fue quien le disparó. También fue uno de los barras detenidos el domingo antes del clasico, cuya retención generó los primeros altercados en los alrededores del estadio.

"El Nandito" es jefe de una de las facciones de la Ámsterdam y fue baleado recientemente en Villa Española cuando transitaba en su coche. Sobrevivió al atentado pese a recibir dos balazos, uno en la cabeza y otro en la pierna. Hallaron 34 casquillos en el lugar.

"Negro Paolo" está preso por el homicidio de Richard Luján Díaz el 10 de febrero de 2016.

"Coco" es uno de los hinchas que ya estaba preso cuando fue llamado a declarar. Fue denunciado por secuestrar a otro hincha de Peñarol dentro del estadio. Los problemas entre facciones fue la causa principal del hecho.

"El Negro Paolo" logró convencerlo de que lo dejara en libertad.

Tanto "Coco" como "Paolo" han sido socios de muchos eventos delictivos. como integrantes de la ascendente banda de Cerro Norte.

En noviembre de 2014, ambos protagonizaron otro episodio relevante en la crónica policial.

Junto a "El Yorca" -también residente en Cerro Norte- secuestraron al propietario de una cantina del barrio Marconi para pedir un rescate de 200.000 dólares.

Lo retuvieron en una vivienda de Barros Blancos.

Coco fue a la cárcel en marzo por el asesinato en Maroñas de Renny Auditore Ferreira, 59 años, considerado "un pesado" del hampa y referente de la barra brava de Peñarol.

A pesar de su juventud, enfrentó a los viejos referentes y no dudó en matarlos si por alguna razón lo molestaban.

Renny era responsable de un área de la Tribuna Ámsterdam y fue uno de los ejecutores un gran copamiento en la empresa EGA en 2001. Era hombre de confianza de "El Henry".

Cuando habló con la justicia, "Coco" explicó que estaba cansado de Renny. "Lo cacheteaba" y le marcaba límites. Por eso lo mató.

Actualmente mandan en la tribuna la Barra Ámsterdam (y su anexo Percusión), la Banda del León, Las 40 (del 40 semanas, de allí es El Papo, el hombre de la garrafa), Cerro Norte y Marconi.

La Policía sostiene que solo Barra Ámsterdam tiene un núcleo duro de 200 hinchas.

También siguen estando allí pero con menor importancia Los Feos, La Banda del Tuerto y la Banda del Maxi. Sobre todo cayeron en desgracia luego de que algunos de sus líderes cayeran años atrás por homicidios de alto perfil como "los Rodrigos" (Rodrigo Núñez y Rodrigo barrios) y Héctor Da Cunha (hincha de Cerro).

Otra barra que ya no tiene la importancia de antes es La Caterva, que fue creada en los años 70.

La mayoría de las veces los crímenes están vinculados a vendettas por territorio de narcotráfico o por disputas de poder dentro de la hinchada, que han dado lugar a prebendas (entradas, ayuda económica).

Pero también han sido problemas personales los que han generado algunos de los ataques.

Durante la disputa de un partido de verano en Colonia, entre Peñarol y Lanús, Coco le disparó a Henry, el líder histórico de la barra brava.

Según contó Coco a la justicia, fue porque Henry se "desubicó" con su señora. Fue a Colonia con la idea de darle un balazo.

Reconoció que eran amigos desde que Coco jugaba en las inferiores de Peñarol. Pero dijo que es episodio había roto la relación.

Le disparó pero hirió a otros dos que estaban con Henry. 

"Jorgito". que era cercano a Henry, ha estado recientemente en programas de TV aclarando que está alejado de su papel de referente de la barra brava de Peñarol. Fue empleado de seguridad en el club, pero abandonó el cargo.

Fue investigado muchas veces por distintos delitos y es conocida su estrecha relación de amistad con la diputada Susana Pereyra, esposa del ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

Pereyra es una asidua concurrente a la Ámsterdam y su papel en algunas investigaciones ha quedado en cuestión.

Se le denuncia, por ejemplo, de haber advertido a barras que tenían los teléfonos pinchados durante una investigación policial por la salida ilegal del país de hinchas con requisitoria provechando excursiones partidarias. Ella niega haber colaborado con violentos.

Jorgito no oculta su gran amistad con la esposa del ministro.

Según El País, el exbarra colaboró con la producción de la película "Manyas". Durante una de las investigaciones policiales se abrieron sus cuentas bancarias y allí se supo que había recibido 60.000 dolares por facilitar el acceso a los referentes. 

Junto a Henry y otros aparece escasos minutos en el documental. Jorgito dijo que el dinero fue depositado en su cuenta, pero debió compartirlo con otros compañeros.

Según un informe de Caras & Caretas, Jorgito y Henry han sido desplazados por nuevos grupos vinculados a organizaciones criminales.

Los negocios de drogas, las entradas y ahora los espacios en los alrededores del Campeón del Siglo son objeto de ingresos suculentos. 

La Policía tiene constancia que referentes de la barrabrava de Estudiantes de la Plata han asesorado a sus colegas de Peñarol en la forma de gestionar el estacionamiento del nuevo estadio.

La justicia quiere develar hasta qué punto estos vacíos de poder son apoyados por la directiva aurinegra, aunque sea por omisión.

Otro espacio de poder que empiezan a copar integrantes de la hinchada es el de acompañantes de los jugadores, cuando no de representantes.

Es el caso de"El Chino", quien se han dedicado a trabajar con  futbolistas y operar como intermediario a partir de una amistad que creció fuera de las canchas. Tuvo que ver con los pases de Elbio Álvarez a Portugal y de Jonathan Rodríguez cuando fue transferido a Europa.

Su nuevo rótulo de empresario no impidió que utilizara la violencia cuando fue necesaria desde su punto de vista. Golpeó a un exjugador y exgerente deportivo mirasol, Carlos "El Tío Sánchez" por entender que contrariaba sus intereses.

En el mismo episodio golpeó en la sien y en la mandíbula a un encargado de seguridad que quiso separarlos.El trabajar perdió el conocimiento y terminó en el hospital.

Desde 2012, la Policía viene haciendo un seguimiento exhaustivo de los barras bravas, no sólo de Peñarol sino también de otras instituciones, y sus conexiones con hinchadas del exterior.

Este viernes declaran ante el juez. El reporte de Danilo Tegaldo desde el juzgado.

 

 

 

 

Dejá tu comentario