Quedó emplazada la mujer que confesó muerte de su marido hace 14 años

Esperan resultado de informe antropológico realizado a los restos y se citarán más testigos, además de realizar la reconstrucción del crimen

02 de septiembre de 2015, 21:26hs

La mujer declaró durante este miércoles ante la jueza María Noel Odriozola y quedó en libertad, aunque en calidad de emplazada. El cese de detención se dio por falta de pruebas.

De todos modos, la investigación continúa y se espera el resultado del informe antropológico que se está realizando a los restos óseos encontrados en el predio de la vivienda donde ella dijo que enterró a su marido. También se realizó un análisis de ADN a los restos para confirmar que pertenezcan al hombre.

Además, serán citados nuevos testigos pedidos por la defensa para relatar la situación de violencia doméstica que sufría la mujer cuando su marido vivía.

En los próximos días se realizará la reconstrucción del crimen. Con esto esperan determinar si la mujer fue capaz de cometer sola el crimen y arrastrar el cuerpo de su esposo hasta el lugar en que fue enterrado.

La Fiscalía pidió más pruebas y recién después de analizar todos los elementos se expedirá sobre un posible pedido de procesamiento.

EL CASO. El hecho ocurrió en una casa de la Cruz de Carrasco, hace más de 14 años. La mujer declaró que era víctima de violencia doméstica por parte de su marido, que dormía con un cuchillo bajo la almohada. Una mañana, tras una golpiza que le propinó el hombre, la mujer quiso quitarle el cuchillo y en la pelea él resultó herido. Ella puso tomarlo y lo apuñaló en el pecho, causando la muerte.

Cuatro de sus hijos, todos adolescentes en aquel momento, supieron de lo sucedido e hicieron un pacto de silencio con su madre. El cuerpo fue enterrado en el fondo de la casa y la familia dijo a todos que el hombre, tras ponerse su traje azul, había viajado a Italia.

Pasaba el tiempo y como el padre no aparecía, la única de las hijas que no supo de su muerte hizo una denuncia por desaparición. Nada se encontró en ese momento. Años después, uno de sus hermanos usó el traje azul en cuestión para ir a un cumpleaños de 15. Eso llamó la atención de vecinos y allegados, y la hija retomó la denuncia. La investigación avanzó y permitió determinar cómo fueron los hechos.

 

Foto: vivienda en la que fue enterrado el hombre.

 

Dejá tu comentario