Quedar discapacitado tras accidente laboral y trabajar en Uruguay

Fernando es padre, le pidieron que trabajara sin medidas de seguridad y un accidente lo dejó en silla de ruedas. Jean Poll perdió un brazo.

03 de diciembre de 2015, 22:55hs

Fernando Rivero y Jean Pooll Galván son dos trabajadores de la construcción que sufrieron accidentes laborales graves. Salvaron sus vidas pero ambas cambiaron radicalmente.

Fernando tiene 37 años, es padres de tres hijos y vive en Pando. Trabajaba en lo que le gustaba y era de los que entendía que las medidas de seguridad debían ser respetadas, sin embargo, el destino le deparó una desgracia el día que lo obligaron a trabajar sin los requerimientos de seguridad estipulados.

Lo jubilaron por incapacidad total, y cobra una renta del Banco de Seguro. A Fernando le gustaría conseguir un trabajo manual, para distraer su mente, pero no puede hacerlo porque perdería su jubilación, y la necesita.

A Jean Pooll la vida también le deparó desafíos de fuerza y amor.

Fue papá a temprana edad, y su hijo nació con parálisis cerebral.

El 19 de febrero de 2006, el día del cumpleaños de su madre, perdió el brazo derecho en un accidente en la obra en la que trabajaba.

Después de un tiempo de internación en el Banco de Seguros, Jean Pooll se reintegró al trabajo.

LOS NÚMEROS. En el Día Internacional de la Discapacidad, la fundación SUNCA Solidario informó que este año, la cantidad de accidentes laborales ha bajado significativamente con respecto al año anterior.

El año pasado fueron 14 los trabajadores de la construcción que fallecieron mientras trabajaban. Este año el SUNCA lleva registrados 4 accidentes fatales en su rubro.

La fundación trabaja para poder lograr mayor inserción laboral para los discapacitados.

Si bien existe una ley que ampara a los discapacitados y su derecho al trabajo, son muy pocos los que pueden trabajar.

Según datos de la Fundación SUNCA Solidario, en una población de 16% de discapacitados, el 80% está desocupado.

La fundación trabaja para revertir esa situación y no sólo por lo que significa económicamente para el trabajador.

Según datos del Banco de Seguros, el año pasado se registraron 42 accidentes laborales fatales, de los cuales 14 se dieron en la construcción.

Este año se llevan registrado 8 accidentes laborales fatales, la mitad en la construcción.

Dejá tu comentario