CUMBRE DEL CLIMA

¿Qué se define en la Cumbre del Clima en París?

El objetivo es firmar un acuerdo mundial para disminuir externalidades negativas del desarrollo. Carolina García, de Subrayado, estará en la Cumbre.

30 de noviembre de 2015, 23:01hs

Una delegación uruguaya ya está en París para participar de la Cumbre Mundial del Clima que comenzó este lunes y se extenderá hasta el 11 de diciembre. La llamada COP21 (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas Sobre Cambio Climático) está integrada por 195 países.

El objetivo es llegar a un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y así controlar el aumento de la temperatura del planeta.

Los científicos señalan que si el ser humano continúa con el ritmo de emisión de gases, sin tomar medidas de mitigación, la temperatura media global subirá entre 3,7 y 4,8 grados en 2100 respecto al nivel preindustrial.

Un grupo de científicos del todo el mundo conforman el Panel Intergubernamental de Cambio Climático IPCC ha establecido el límite en el año 2013, si queremos vivir en un mundo seguro no podemos permitir que la temperatura del planeta aumente más de 2 grados hacia 2100.

Sobre esta advertencia se pretende construir un acuerdo.

El IPCC demostró que los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, producto de la quema de petróleo y carbón, aumentaron en un 40% desde la era preindustrial como resultado de la actividad humana, produciendo un calentamiento global sin precedentes.

La Conferencia de Partes fue creada en 1992 en Rio de Janeiro, y tras el frustrado Protocolo de Kioto en 1997, en 2011 en Durban se lanza un nuevo proceso de negociación.

Uruguay participa de este proceso aunque como la mayoría de los países en desarrollo sus niveles de emisión no tienen peso a nivel global.

El Acuerdo de París busca un marco para la generar sociedades con economías de bajas emisiones. Además de la acción de los gobiernos y de las empresas, la sociedad civil será observadora y promotora de procesos.

En esa búsqueda, el conflicto es entre países desarrollados e industrializados generadores históricos y presentes de las grandes emisiones, y los países que en vías de desarrollo que buscan salir de la pobreza o mejorar sus sociedades.

Quién paga el costo de las emisiones es el conflicto como vemos.

Los principales responsables en la actualidad son Estados Unidos y China, que entre los dos acumulan el 47% de las emisiones globales.

Pero también está la responsabilidad histórica y aquí entran los países europeos. De todas maneras los que no hicieron nada o poco están sufriendo las consecuencias.

El acuerdo global depende de todos ahora, por ello los países hicieron una contribución voluntaria, para mantener el aumento de la temperatura en 2 grados, pero ya se sabe que no se alcanzó.

Uruguay presentó su contribución nacional voluntaria haciendo un balance entre la inversión de las energías renovables que ya hizo el país y un plan de reducción de emisiones generada por la actividad agropecuaria, especialmente ganadera.

Uruguay busca seguir produciendo alimentos pero con la huella de carbono menor posible.

Son 180 los países que presentaron sus planes nacionales llamados contribución nacional determinada para reducir las emisiones y combatir el cambio climático. Pero las contribuciones son insuficientes para llegar a la meta de dos grados.

Pese a que la ambición original no se cumplirá, en la Cumbre de París se buscarán planes de mitigación, acciones para evitar el efecto invernadero y de adaptación, para moderar el daño causado por el clima. Y para ello se necesita financiación. 

Está prevista la creación del llamado Fondo Verde para el Clima, que a partir de 2020 cuente con 100.000 millones de dólares anuales.

Aún no hay acuerdo sobre quién debe aportar, en teoría serían los países desarrollados.

Este lunes los Bancos Multilaterales de Desarrollo anunciaron su compromiso de movilizar fondos para la acción climática en países en desarrollo.

Dejá tu comentario