Nacional

Procesaron con prisión al joven que mató a su sobrino en Guichón

La madre, también atacada por él, permanece grave en CTI. El homicida admitió los hechos y la pericia no denota ningún problema pisquiátrico.

 

Fue procesado con prisión por un delito de "homicidio agravado" el joven de 19 años que mató a su sobrino de 11, en Guichón, tras pegarle con un hacha en el cráneo.

El juez del caso, Fernando Islas, dijo a Subrayado que antes de tomar declaración, un psiquiatra forense le hizo una pericia en la que no aparece "ningún inconveniente" psiquiátrico, por lo que fue derivado a la Cárcel Departamental de Paysandú y no a un hospital.

La abuela del niño y madre del agresor, también atacada por él con un hacha, continúa internada grave en CTI del Hospital Escuela del Litoral, en la ciudad de Paysandú, confirmaron a Subrayado fuentes policiales. 

La mujer, de 62 años, sufrió una herida cortante en la oreja izquierda y otra en el rostro que le alcanzó un ojo.

LA DISCUSIÓN. El trágico hecho se inició con una discusión entre el muchacho y su madre. Según declaró, la mujer tomó un cuchillo y él reaccionó agarrando el hacha. Tras golpearla, a la mujer se le cayó el cuchillo y es en ese momento en que aparece el sobrino de 11 años. 

Datos obtenidos por El Telégrafo agregan que el pequeño tomó el arma blanca por lo que él lo golpeó con el hacha en la cabeza. Acto seguido, el menor herido huyó a su casa, lindera a la de la abuela, donde estaba su hermana de 13 años jugando a la computadora.

Finalmente fue detenido y el niño fue trasladado al hospital donde falleció. Ayer a las 17 horas se realizó el velatorio. 

Si bien para el juez "no queda claro" el motivo del homicidio, el joven fue "consciente de los actos" y admitió ser autor del homicidio. El magistrado hará la reconstrucción del caso en los próximos días.

Dejá tu comentario