Nacional

¿Problemas de seguridad?: hay refugios atómicos a la venta

Se trata de edificios construidos durante la paranoia de la Guerra Fría y que estaban abandonados. Por dos millones de dólares, vista al paisaje que quieras

El inversionista inmobiliario Larry Hall sí que sabe aprovechar las oportunidades.

Acaba de lanzar a la venta con singular éxito refugios antiatómicos situados en las tranquilas praderas de Kansas, Estados Unidos.

Concebido bajo la paranoia de la época de la guerra fría, el edifico se hunde a 53 metros bajo tierra y su reciclaje ha permitido disponer de apartamentos lujosos un costo de dos millones de dólares.

Sus paredes de 3 metros de espesor aseguran protección ante cualquier contingencia, desde los peligros ante la eventualidad de ataques terroristas hasta un considerable aislamiento del caos que se vive en el mundo exterior.

Hall declaró a la agencia AFP que los interesados llegan con distintas preocupaciones, desde pandemias, erupciones solares, crisis económicas globales, etcétera.

Todo está pensando para la paz y el confort...y también para el acopio de alimentos, en caso de sobrevenir una hecatombe planetaria.

Hasta ahora, se han vendido tres departamentos. Cada vez que hay algún sismo, un alerta de tsunami, la cantidad de llamadas crece, afirma Hall.

El inversionista ha destinado 4 millones de dólares a esta obra. Gastó  300.000 dólares en recuperar la estructura, inundada y herméticamente sellada por enormes puertas.

El silo es una especie de torre invertida. Larry Hall acondicionó la mitad de los 14 pisos de la construcción como apartamentos. Entre los postulantes a ocupar un lugar están un jugador de fútbol americano, un piloto de carreras, un productor de cine y varios políticos.

 Uno de ellos será usado por el propio Hall como segunda residencia. Al lado del proyecto de su vida, planea construir una futura granja pensada para producir suficiente cantidad de vegetales y de pescado para alimentar a 70 personas que no quieran aventurarse a salir a la calle.

Una piscina, un cine, una biblioteca, un centro médico y una escuela también están previstos en los planos.

El silo tendrá una red eléctrica conectada a la red de energía exterior y, en caso de fallo, una turbina de viento y generadores. El agua se almacenará en grandes tanques después de filtrarse.

Uno de los aspectos más gloriosos del emprendimiento, es que ofrecerá panorámicas excelentes.

Una acaudalada mujer de negocios que planea ir allí a vivir con sus dos hijos, piensa si optará entre un paisaje de bosques, una vista de París o Nueva York o una playa... programada en una pantalla de video.

Dejá tu comentario