Deportes Copa Libertadores

Primera jornada de cuartos de la Copa marcados por empates

En la noche de este miércoles un 0 a 0 entre equipos brasileños, y un empate a 1 entre Universidad de Chile y Libertad dejo abiertos los partidos de vuelta.

Vasco da Gama y Corinthians no pasaron del 0-0 y dejaron abierta la serie de cuartos de final de la Copa Libertadores para que se defina la próxima semana en Sao Paulo.  

Un gol anulado al Vasco por un posible fuera de juego de Diego Souza tras un córner fue la única jugada que movió este miércoles a los aficionados de su asiento en un partido tenso, de marcajes duros y muchas faltas, que estuvo marcado por el mal estado del césped y por el clima poco apacible, que afeó el juego.  

El resultado concede, en teoría, una ligera ventaja al Vasco, que podría clasificarse con un empate con goles en el estadio Pacaembú, el feudo del Corinthians.   El campeón de la Liga brasileña 2011 asumió el papel director y llevó el peso del partido a la mitad de la cancha del Vasco da Gama, pero el conjunto dirigido por Adenor Bacchi 'Tite' estaba pesado y lento, al igual que el césped del estadio São Januario, muy castigado por la lluvia, y carecía de profundidad.  

Tan solo Emerson era capaz de romper la horizontalidad del juego de los paulistas, con reiteradas arrancadas por el flanco izquierdo, pero el marcaje sobre "el Jeque" era intenso y evitó que llegase a pisar el área.   Un tiro de falta de Alex y un remate cruzado de Alessandro justo antes del descanso fueron las únicas jugadas peligrosas del Corinthians en la primera parte.  

El Vasco, después de pasar medio partido perdido en el laberinto del centro de la cancha, descubrió que el camino más efectivo al área rival eran los balones largos en dirección a Eder Luis, que se sirvió de su velocidad para poner en apuros al portero Cassio en un par de ocasiones.   Los cariocas se fueron acomodando en el terreno del Corinthians, que aflojó la presión en la segunda parte y se contentó con buscar el gol en unos contragolpes puntuales.  

En el minuto 70 llegó la jugada de la polémica, un gol aparentemente mal anulado al Vasco en un remate de cabeza de Diego Souza después de un córner por un fuera de juego.   En los últimos minutos se había invertido ya totalmente el guión de la primera mitad, era el Vasco el que mandaba y el Corinthians se limitaba a aguantar atrás y ambos equipos acabaron conformándose con el empate.

En el otro partido jugado este miércoles, Universidad de Chile sacó un importante empate de Asunción contra el Libertad paraguayo en el partido de ida.

El argentino Gustavo Lorenzetti otorgó el gol de la paridad al equipo chileno a los 55 minutos.   Víctor Cáceres abrió a los 7 minutos el marcador del encuentro, que se caracterizó por la pugna fuerzas entre ambos equipos.   Ambos equipos volverán a verse las caras el 24 de mayo próximo en Santiago.  

El Libertad, siempre duro rival de local, despegó sin disimulos en la zona ataque y en el primer minuto José Ariel Núñez probó suerte con un tiro al arco, pero el remate fue repelido por el portero Jonhnny Herrera.  

Cáceres, tras una jugada rápida y un pase del argentino Luciano Civelli frente al arco, marcó el primero para los locales a los 7 minutos.   El explosivo arranque que habían tenido los 'liberteños', dirigidos por el argentino Jorge Burruchaga, se vio resentido tras los primeros veinte minutos de la primera etapa, situación que fue aprovechada por la U para articular su estrategia en campo rival.  

Ángelo Henríquez generó la primera jugada más clara de los chilenos para llegar al empate. El atacante lanzó un cabezazo ante el arco de Muñóz, quien repelió con gran habilidad el balón en el 32.   Marcelo Díaz, a su turno, interceptó un rebote generado por Henríquez en el 43 y remató con potencia, pero el tiro fue nuevamente desviado por Muñóz.   Tras volver de vestuarios, la U insistió en el avance y llegó al gol a través de Lorenzetti, quien lanzó un balón que rebotó en la espalda de Carlos Bonet y fue a parar a las redes en el 55.  

Ese tanto sirvió de aliciente a los chilenos, quienes pasaron a dominar el campo de juego, pero que no lograron abultar el marcador.   La U logró mantenerse sin sobresaltos hasta final pese haber quedado con diez hombres luego de que el árbitro uruguayo Darío Ubriaco decretara la expulsión, debido a una infracción, de Emilio Hernández, que abandonó la cancha en el 89, nueve minutos después de haber sustituido a Matías Rodríguez.  

El resultado dejó motivado a los chilenos y con grandes espectativas a los paraguayos, lo que deja entrever y promete un partido de vuelta de gran impacto.

EFE

Dejá tu comentario