AFP

Primer ministro sudanés está "a merced" de los militares (analistas)

El primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, repuesto en su cargo por el general golpista Abdel Fattah al Burhan el domingo en un acto televisado, queda "a merced" de los militares, según los analistas.

El primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, repuesto en su cargo por el general golpista Abdel Fattah al Burhan el domingo en un acto televisado, queda "a merced" de los militares, según los analistas.

En el palacio presidencial, delante del cual las fuerzas de seguridad lanzaron granadas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes que gritaban "no al poder militar", Hamdok y el general Burhan, autor del alzamiento militar del 25 de octubre, firmaron un acuerdo para compartir el poder y prometieron retomar el proceso de transición.

"El próximo gabinete estará bajo la amenaza constante de un nuevo golpe. Están a merced de los militares", afirmó a la AFP Magdi al Gizouli, un experto en Sudán del Rift Valley Institute.

Sudán, un país con una larga tradición de golpes de Estado militares, atravesaba una frágil transición civil después de que las protestas masivas acabaran con Omar al Bashir.

El domingo, el general golpista y el antiguo primer ministro, Hamdok, se comprometieron a celebrar elecciones en 2023, un anuncio que fue bien recibido por la comunidad internacional y saludado por las Naciones Unidas.

Sin embargo, en las calles, los manifestantes continuaron mostrando su oposición entre gritos de "no al poder militar" y pidiendo que las fuerzas armadas se retiren por completo del gobierno.

Para algunos manifestantes, el acuerdo supone una traición por parte de Hamdok, un antiguo economista de la ONU que era visto como el salvaguarda de la revolución popular.

El principal grupo de civiles que encabezó las protestas contra Bashir, las Fuerzas para la Libertad y el Cambio (FFC, en inglés), excluido ahora del Consejo Soberano de transición, criticó enérgicamente este acuerdo.

Para Kholood Khair, del grupo de reflexión Insight Strategy Partners, de Jartum, el acuerdo del domingo representa "el blanqueo completo del golpe".

En Twitter, Khair consideró que Hamdok "perderá rápidamente su credibilidad y se encontrará más aislado" ahora que su mayor apoyo, el FFC, ha sido apartado del proceso político.

Sudán se encamina hacia una mayor "inestabilidad" porque "la principal demanda de los manifestantes no era volver a colocar a Hamdok, sino que los militares dejaran la política", explica esta experta.

bur/sbh/ff/fz/pjm/grp/zm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario